La baja del alcalde

Hubiera sido mejor un permiso de 20 semanas. Y si hubiera pedido hasta mayo de 2023, mejor todavía

En Cádiz hay gente con muy mala leche y muy cínica. Eso lo ha dicho Teresa Rodríguez, para defender la baja por paternidad de Kichi, y yo estoy de acuerdo. No con todo lo que afirma en el manifiesto o alegato que ha escrito para defender a su pareja, que se puede entender porque el amor es ciego, pero sí comparto que deben predominar los sentimientos humanos. El alcalde ha sido padre y Teresa Rodríguez ha sido madre, por segunda vez en 18 meses. Hay que felicitarlos por el buen ejemplo que han dado: por ser papá y mamá en tiempos difíciles, por contribuir al aumento de la natalidad, que está fatal en Cádiz. Vienen la mar de bien dos criaturas. Y luego hay que cuidarlas, y esta pareja no tiene empleada de hogar, como ha recordado Teresa. Y conste que no voy a valorar su economía familiar, ni el convenio del personal doméstico. Al pedir una baja por paternidad de 12 semanas, Cádiz va a estar sin su alcalde durante todo lo que resta de 2020.

La propia Teresa Rodríguez ha recordado que es poco tiempo. Con el convenio del Ayuntamiento se podría haber pedido 16 semanas, y como funcionario de la Junta de Andalucía le corresponderían 20 semanas. No es autónomo, todavía hay categorías, y la suya era de las mejores, pero ha renunciado a una parte de los días por su sentido del deber. Por decirlo claramente: hubiera sido mejor un permiso de paternidad de 20 semanas. Y si hubiera pedido hasta mayo de 2023, mejor todavía.

En Cádiz (además de gente con mala leche y muy cínica, que no respeta ni las bajas por paternidad) hay concejales de la oposición que critican a Kichi, pero de salón, sin montar una moción de censura, para lo que serían imprescindibles los votos de la señora Mara y su grupo del PSOE. Eso es como pedir lo imposible, en la mejor línea del mayo del 68, o quizás fuera del 69. ¿Y qué pasa? Quieren que Kichi se vaya de la Alcaldía, pero también lo critican cuando solicita tres meses de permiso por la paternidad. Y venga a decir que es un flojo, que va a engordar y otras críticas de mala leche. ¿Prefieren que esté cambiando pañales o que esté cambiando los nombres de las calles?

Ha puesto como alcalde a un suplente, Demetrio Quirós, que no le hará sombra, pues carece de sus virtudes. En Adelante están locos de contentos, y esperan que Teresa Rodríguez también se dedique a cuidar a su familia, mientras los de IU con Toni Valero y los podemitas con Marina Velarde le mueven la silla. La política merece un respiro, de vez en cuando. Y los gaditanos deben ser agradecidos con los niños bien nacidos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios