Línea de fondo

pedro / manuel / espinosa

El ataque de Guardiola

TODOS los técnicos de fútbol, sobre todos aquellos que se piensan semi-dioses, tienen en algún momento de su carrera eso que yo llamo ataque de entrenador, que viene a ser la tentación irrefrenable de demostrar al universo que quien gana es él y no sus jugadores. Por ahí han pasado hasta los más grandes, desde Cruyff a Rinus Michels, desde Helenio Herrera a Sacchi. En estos días estoy asistiendo a uno de esos ataques de histeria, espero que pasajera, de uno de los mejores entrenadores de los últimos años: Pep Guardiola. Ha tenido la desgracia de llegar a un Bayern de Múnich que lo ha ganado todo, pero también la fortuna de hacerlo a un equipo hecho, sin fisuras, robusto, con hambre y que, además de vencer, practicaba un fútbol de gran nivel. Sin embargo, Guardiola, el esperado y deseado Guardiola, ha desembarcado dispuesto a demostrar que todo es mejorable, aunque sea a costa de marear a los jugadores y complicar el juego. Resulta que Lahm ahora no es lateral sino interior, así que todos los técnicos que lo han entrenado estaban equivocados; Ribery no es extremo sino falso 9; Mandzukic no es delantero, sino que debe caer a la banda; Javi Martínez, a la defensa; Schweinsteiger, al banquillo... Y empiezan las caras largas, y las dudas. Y ya hay quien pregunta para qué ha fichado a Thiago, dónde colocará a Götze cuando esté a tope, cómo se adaptará su equipo al 3-3-3-1 que pretende imponer, o si Thiago será capaz de actuar como único pivote cuando mude al 4-1-4-1. La derrota ante el Borussia de Klopp en la Supercopa alemana parece haber traído las primeras dudas en una plantilla que asiste entre motivada y temerosa al ataque de su entrenador, que no sólo debe competir con el triplete de Heynckes sino que quiere dejar claro que no se ha limitado a recolectar su herencia. Quizá eso, precisamente saber mantener todo lo bueno de su antecesor y usar el sentido común es lo que ha dado tantos éxitos a Vicente del Bosque.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios