QUIEN tiene un amigo, tiene un tesoro". Creo que todos, creyentes o no, coincidiremos con esa afirmación de la Biblia, porque todos hemos experimentado lo importante que es el tener un buen amigo, y la importancia de serlo.

Recordando el intento de golpe de estado del 23F, ocurrido hace treinta años, se han publicado muchos artículos y reportajes. En uno de ellos encontré algo que me llamó la atención. Se decía que una de las causas que provocaron el aislamiento y posterior dimisión de Adolfo Suárez fue que sus colaboradores no le decían toda la verdad acerca de sus actos. Dulcificaban en exceso las críticas que recibía el presidente, al tiempo que magnificaban, también en exceso, sus aciertos.

Es cierto que en ese caso estamos hablando de colaboradores políticos y no de amigos -que es de lo que quiere tratar este texto-, pero creo que esa anécdota es muy importante para comprender qué es un buen amigo. Alguien que, desde luego, nunca te disimulará la verdad. Lo dice muy bien Séneca: "Tuyo haces el vicio que a tu amigo disimulas". Ocultándole la verdad, ni le ayudas, ni te ayudas.

Los educadores sabemos muy bien la importancia que los alumnos dan a la amistad y cómo necesitan el sentirse miembros de un grupo. Sabemos, también, lo nocivo que es para un adolescente el estar solo, sin amigos. En ocasiones hemos observado cómo surgen celos cuando un amigo o una amiga de toda la vida empiezan a tener otras amistades, y cómo los amigos de siempre se sienten traicionados. En estos casos los jóvenes lo pasan mal, así como cuando dudan si compartir o no con un adulto algo que saben que a su amigo le está perjudicando.

Educar en y para la amistad es un nuevo desafío para los educadores. Ayudar a los alumnos a ser y a tener amigos ("el mejor modo de tener amigos, es serlo", se ha dicho), porque sin amigos la vida será más triste y más difícil. "Amigos. Nada más. El resto es selva", dice, Jorge Guillén.

¡Les deseo un feliz lunes de carnaval, con sus familias y amigos!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios