Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

El algarrobo y el estudiante

ALGUIEN debería buscar a la familia Zapata y hacerle un homenaje. Como diría Gerad Piqué : Zapata, contigo empezó todo. Fue a raíz de que este periódico publicase en su portada la foto de una familia que había construido un chalet con jardín en la playa durante una noche de barbacoas que el sentir de la gente empezó a cambiar. Hasta entonces estábamos en lo del Récord Guiness, "las tradicionales barbacoas", la fiesta familiar, la simpática celebración del trofeo y toda esa jerga que nos hizo a todos complacientes con una aberración consistente en realizar un botellón en un medio natural que, por si fuera poco, es lugar de esparcimiento para la población y fuente de riqueza para la ciudad. En aquellos años no importaba si la playa quedaba sucia y contaminada. Todo era por la simpática fiesta. Si no tenías un grupo familiar o de colegas con quien hacer la barbacoa eras un pringao. Si se te ocurría decir que eso era una salvajada y una cochambre, es que eras un sieso manío. Y en eso llegó Zapata. A partir de ahí empezaron las normas para usar la playa esa noche y se acotó el espacio donde hacerlas, un quiero y no puedo que escondía la voluntad de prohibirlas y la falta de convicción para hacerlo.

No debemos olvidar al gran Adri, que también ha hecho sus aportaciones al fenómeno. El concejal de Participación Ciudadana del actual Equipo de Gobierno, Adrián Martínez de Pinillos, activista y politólogo según él, decidió ampliar a toda la playa la posibilidad de las barbacoas como un ejemplo de libertad. Lolo Bauza y David Navarro salieron rápido al quite ante el descontrol que suponía liberar toda la playa en aras de esa supuesta libertad. Los socios minoritarios de la coalición de gobierno, Ganar Cádiz, defienden la supresión de las barbacoas pero como tienen menos sangre que una lechuga no son capaces de decirlo en alto y con firmeza no vaya a ser que tengan que irse a trabajar. Ahora dice Lolo Bauza que van a convocar una consulta popular, una bonita manera de esconderse para no hacer aquello en lo que se cree. Podrían haber convocado una consulta para las banderas, las ayudas a las cofradías, la eliminación de la diosa y tantas otras cosas con lo que evitar actuar en función de las ideas propias, si es que se tienen. El Ayuntamiento cumplirá la voluntad popular, aunque voten tres gatos. Erijamos un monumento a la Familia Zapata de una vez por todas , un auténtico portento que a los de Abajo asombrara, como cantó Krahe.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios