Notas al margen

El alcalde de todos

Habría sido bueno conocer el posicionamiento del Ayuntamiento frente a las críticas de la CUP al Rey

Yo estaba pescando ayer en Rota, muy cerca del chiringuito Las Dunas, uno de los mejores escenarios para escuchar música en directo. Regresé a casa de vacío -y con catorce aparejos menos- pero contento. El recuento no fue malo este agosto, dados los precedentes: dos chovas, algunas mojarras y un pez tambor. Lograr que piquen el engaño para sacar una chova del agua no tiene parangón. Pero todo lo bueno se acaba. Hay que volver al cole para que la playa recupere su pulso. Y de vuelta a la rutina, todo sigue igual, con el Juan Carlos I presidiendo la escena. El PSOE mantiene su bronca soterrada. A última hora, el alcalde de Chiclana, José María Román, se descuelga de la carrera por el trono socialista. No le salen las cuentas pese a sus charlas con unos y otros. Finalmente será Jesús Ruiz Cayuso, veterano militante de San Fernando, quien dispute el poder a Irene García, la secretaria provincial. Nada nuevo en este PSOE.

El PP también sigue a lo suyo. Mientras Rajoy sigue declarando por la Gürtell, en Cádiz se ha visto a Teófila repartiendo ceniceros entre los bañistas. No desvela su futuro, pero se mantiene en el objetivo, por lo que puedan decir las encuestas y el ambiente. De los partidos con menor poder en San Juan de Dios, Ganar Cádiz y Ciudadanos, poco ha trascendido, y en Podemos se han tomado en serio las vacaciones. Todo como de costumbre, si no fuese porque, a raíz de los atentados en Cataluña, se reforzaron las medidas de seguridad. Una de las polémicas que han causado mayor estupor la protagonizaron los radicales de la CUP al considerar una hipocresía que el Rey participara en la manifestación de Barcelona cuando, según dicen, a la vez contribuye a financiar el terrorismo.

Sus argumentos son pobres y retorcidos. Y ya sabemos que a la CUP les resbalan el Estado, el Rey y todas las instituciones juntas. Hasta la economía comarcal les trae al pairo. Pablo Iglesias y Ada Colau opinan que con sus acusaciones ejercen la libertad de expresión. Libertad que ellos veneran, pero a la carta. Sería bueno conocer el posicionamiento del Ayuntamiento gaditano a raíz de estas denuncias. Al fin y al cabo, en la reciente visita del Rey a Cádiz, el alcalde, José María González, fue el primero en preguntarle por el contrato de las corbetas que negocia el Gobierno con Arabia Saudí, que tanta falta hacen a los astilleros. Ya el alcalde en su día, y preguntado por el papel que jugaba Felipe VI en estas negociaciones, al contrario de lo que proclaman en su partido, se mostró cauto en sus palabras. Ejerció de alcalde de todos y dejó patente que por encima de la ideología está el interés general. Salirse del guión suele aportar grandes réditos en política. Pero esta vez dejaron pasar en el Ayuntamiento una ocasión de oro para defender el porvenir de Cádiz, al fin y al cabo lo que hace el Rey cuando se presta a nuestros intereses.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios