Opinión

P-M. Durio

¿Y ahora qué se hace?

Tres concursos desiertos dan para pensar en el futuro de un equipamiento cuyo destino ideado en 2013 parece no tener aliciente en el sector hotelero. Cuando en los próximos días se confirme la ausencia de ofertas, ¿qué debe hacer el Ayuntamiento? ¿Se debe iniciar un cuarto concurso, sabiendo el desenlace que han tenido los anteriores? ¿Ha llegado el momento de que el Ayuntamiento dé marcha atrás y replantee los usos de este espacio, o divida la superficie en varios lotes como sí ha dado buenos resultados en el resto del Estadio? En juego están 9,8 millones de euros; una importante partida que hasta el momento el Ayuntamiento no ha sabido cómo conseguirla, pese a los cacareados inversores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios