Tribuna libre

Celestino / Rodríguez Pastoriza

Zona Franca de Sevilla

Con preocupación leo en el Diario de Cádiz del 31 de julio de 2013 la creación de una Zona Franca en el puerto fluvial de Sevilla ya que esto origina una competencia directa con la de Cádiz, aunque algunos políticos se empeñan en hacernos creer lo contrario. Considerando que Sevilla es la capital de la Comunidad Autónoma de Andalucía es indudable cual va a ser la posición de los políticos que gobiernan esta Comunidad como ya se ha visto en el transcurso de los años pasados.

Mis conocimientos en economía no son a tener en consideración pero, del análisis de lo que significa que un barco cargue y descargue en el puerto fluvial de Sevilla o en los de Cádiz, Algeciras e incluso Huelva o Málaga, sin tener en cuenta lo que significa una Zona Franca, es indudable que el de Sevilla tiene un coste mayor sin contar el que ya ha supuesto la ampliación de la esclusa que hubiese sido más productivo invertirlo en los puertos de Andalucía, en todos o en alguno.

En primer lugar, la navegación por el río Guadalquivir está supeditada a las mareas, sobre todo para buques de gran tonelaje, además de los dragados que deben efectuarse de vez en cuando.

En segundo lugar, la navegación por este río es más bien lenta, indudablemente menor que en mar abierto, las hélices de los buques no pueden ir muy revolucionadas pues, por el calado existente, remueven fangos y lodos de los fondos del río y son aspirados por las bombas de refrigeración de los buques obstruyendo los circuitos y elementos de refrigeración, enfriadores, condensadores, etc.; en algunos casos los cascos de los buques rozan los cauces del río. A considerar el daño medioambiental que esto puede producir en el río y también si se producen vertidos por accidente o imprudencia.

En tercer lugar, la maniobra de la esclusa tiene un coste y tiempo añadido, teniendo además que efectuar con mucha anterioridad el embarque del práctico.

Lo arriba referido hace aumentar el precio del flete del buque, salvo que por algún organismo se compense a las navieras y, estoy convencido que, cualquier armador de buques que conozca todas las circunstancias que intervienen en la navegación fluvial por el río Guadalquivir, preferiría siempre un puerto marítimo cercano.

Si todas las inversiones, las que se utilizaron para incrementar el tonelaje y calado de la esclusa y las que se utilizarán para la instalación de una Zona Franca en el puerto fluvial de Sevilla, se llevasen a cabo en algún o algunos puertos marítimos de la Comunidad Autónoma de Andalucía para mejorar sus infraestructuras, instalaciones y comunicaciones terrestres, tren o carretera, serían más productivas pero, una vez más, a pesar de que lo recientemente pasado en varias Comunidades y Ayuntamientos sobre inversiones improductivas habidas en toda España, nos demuestra como muchos políticos, sin estudios previos del resultado de las inversiones y su rentabilidad se dedican a favorecer a las ciudades y autonomías que gobiernan con infraestructuras que, en muchos casos, resultan ruinosas para estas sin tener en cuenta el resultado que ello conlleva al resto del país, haciéndose afirmaciones como la de que no son economistas y ejecutan lo que le demandan los ciudadanos que gobiernan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios