Volver a la comparsa

Piensan que ensayando estaría mejor, que lo suyo de Kichi es cantar, no contar bombillas, ni dar el cante

En Cádiz hay un grupo relativamente amplio de personas que quiere que el alcalde vuelva a la comparsa. Piensan que ensayando para el próximo COAC (eso que siempre se llamó el concurso) estaría mucho mejor, y habría más gente feliz. Piensan que lo suyo de Kichi es cantar, no contar bombillas, ni dar el cante. Y se han instalado en la nostalgia, como diría el portavoz de Ciudadanos, Juan Manuel Pérez Dorao. Recuerdan aquellos años del catapum, cuando Kichi empezó a ganar premios con la comparsa de Tino Tovar. Y sobre todo aquellos que siguieron, cuando Jesús Bienvenido se independizó para crear su comparsa, con la que fueron el delirio de las niñas, que seguían a esos santos por todos los callejones, por si se perdía algún bocaíto, o lo que fuera.

La culpa no fue del chachachá, sino de la nueva política. Puede que se le apareciera algún demonio, y puede que tentara al santo en algún sueño, y que se viera asomado a un balcón de la plaza de San Juan de Dios, con la gente eufórica y rindiendo pleitesía. Con comparsistas entre la multitud, incluido nada menos que Antonio Martínez Ares, que un año después volvería al Falla, así como Tarradellas volvió del exilio, diciendo "Ja sóc aquí", que en gaditano se traduce como "Se acabó lo que se daba" con la Teo y el Villanueva. Al siguiente año, ganó Martínez Ares, pero no fue por ir al agasajo, sino por esas coplas que quitan el sentío. Y Kichi se quedó en el palco, disfrazado de no sé qué, y con Martín Vila de Papa (de papafrita no, de Papa del Vaticano, con buena mano laica). Y la comparsa de Kichi se quedó fuera de la final, como el año anterior, cuando ya se le veía venir. Ha sido una ruina.

A eso se llama la melancolía, como diría Pérez Dorao, el único que está poniendo de su parte para que Kichi vuelva al concurso por la puerta grande. Consciente de que lo echan en falta, allí donde nunca debió de ausentarse, ha llegado a sugerir algo de una moción de censura, como si se hubieran vuelto locos de atar. ¿Es que quieren ser motivo de panfletos? Vayamos poco a poco, que ya tenemos reglamento para el concurso del COAC. Y luego decís en los plenos que no se hace nada. ¿Y el reglamento del COAC no tiene su trabajo? ¿Y modificar el presupuesto no sirve para distraer a David y distraer a la oposición? ¿Y el cuplé picante del curso feminista no provocó carcajadas?

Yo lo único que digo es que a ver si aprobáis ya la oposición de una vez. Más que nada para poner las cosas en su sitio y que vuelvan a cantar los que dieron el cante. La nostalgia se cura con un primer premio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios