DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Hace tres años y medio la vida me frenó en seco temporalmente. Una enfermedad autoinmune me tuvo una semana hospitalizado, tres meses de baja y más de cuatro de rehabilitación. Perdí la movilidad de las piernas y tuve que aprender a andar de nuevo. Hasta más de un año y tres meses después no me noté recuperado al cien por cien. Una peli de suspense que me enseñó a valorar las cosas que me rodeaban, lo que tenía, lo que podía perder... Hoy lo puedo contar fortalecido. Ahora la vida me frena otra vez, aunque las circunstancias son bien diferentes. Pero es volver a una reclusión, a tiempo para pensar, a volver a darle a las cosas la importancia que tienen. Hoy estoy sano y mi frenazo lo vivo junto al de mucha gente, la humanidad casi. Por eso invito a que seamos optimistas, a que salgamos fortalecidos, que sí se puede, y que todo esto nos ayude a valorar nuestro entorno, porque, lo mejor de todo, es que volveremos a andar de nuevo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios