Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Vivir como un cura

Contaba el añorado maestro Eduardo Haro Tecglen la paradoja que se produciría si un profesor de física al explicar la ley de la gravedad empezase a levitar. Esa contradicción es en la que se ve envuelta Resurrección Galera y todos aquellos profesores de religión que enseñen los preceptos de la Iglesia pero no vivan conforme a lo que predican. Estos profesores son elegidos a dedo por cada Obispado para que expliquen catolicismo en los colegios públicos por lo que sería de aplicación la máxima dedo que pone, dedo que quita. Creo que la religión debe salir de los centros de enseñanza y del espacio público para circunscribirse al ámbito familiar y al interior de los templos. De manera excepcional puede participar en las calles y plazas como cualquier actividad. Me extraña por tanto la alegría en algunos por la sentencia que ordena el reingreso de esa profesora de religión almeriense. Lo mismo podríamos decir de los integrantes de las juntas de gobierno de las hermandades y cofradías : son parte de la Iglesia por lo que no deberían formar parte de estos órganos quienes vivan de manera contraria a lo que defiende la Iglesia de la que dicen formar parte. No digo ya los que tengan una vida privada disoluta, sino los que actúen de manera diferente a los preceptos de su Iglesia . Si lo que quieren es vivir el folklore o la tradición familiar, que monten una cofradía al margen de la Iglesia . Lo respetable son los que viven con tolerancia conforme a su fe, una exigua minoría .

Dos sacerdotes de los 150 que tiene la diócesis reprocharon al alcalde que hubiera retuiteado un mensaje inadecuado de su compañera y dirigente de Podemos, Teresa Rodríguez. Según parece algún cofrade también se quejó ¡con el ejemplo que es su vida para cualquier gaditano!La de problemas que hay en la provincia de Cádiz mientras dos curas y algunos cofrades se preocupan si el alcalde le ha dado al botón de retuit en lugar de ayudar en la extraordinaria labor que hacen en Tierra de Todos, por ejemplo, o que no se hayan preocupado por llamar al Vaticano para quejarse de los miles de casos de pederastia que afloran en la misma Iglesia. Que no hayan renunciado a los privilegios que tiene la Conferencia Episcopal Española al recibir importantes sumas de los presupuestos. Que no renuncian a nombrar profesores de religión a dedo para que impartan doctrina en los centros públicos. Esos mismos sacerdotes que se preocupen porque los cofrades gaditanos sean ejemplo en su vida privada .

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios