🍨🍨 La Ibense de Sanlúcar no cierra

Viene Olona

Olona entra en esas polémicas estériles pero muy rentables para el lanzamiento de un producto electoral llamado Vox

Avox le pasa como le pasaba a Podemos, que tiene periodistas, creadores de opinión, comentaristas afines y no lo ocultan. En general, aunque cada uno tiene sus ideas y opiniones, y las expresa con libertad, funciona cierto respeto al que no tiene las mismas, de tal modo que es raro que uno diga que "es" de tal partido y pida el voto para el mismo como método de opinión periodística. O se dedique, desde una tribuna que más parezca una trinchera, a intentar destruir al contrario resaltando lo negativo, atenuando los aciertos. Es así. El caso de Isabel Ayuso me parece paradigmático. Filias y fobias se esparcen sin mucho tino por las ondas. También lo es, claramente, Pedro Sánchez, al que le dicen de todo. Mas el caso de Vox es sorprendente. Una marea de descalificaciones lanzadas contra este partido y sus líderes, Abascal a la cabeza, no han podido destruirlo y, de creer a sus voceros, ha logrado el efecto contrario, que es situarlo en el primer plano de la actualidad política y catapultarlo hacia la cercanía del sorpasso del PP. Los tres líderes españoles más satanizados -Sánchez, Ayuso y Abascal- siguen a flote y creciendo, de creer en las encuestas, unánimes por cierto en la baremación. Puede que lo consigan con cosas como la última de Olona, que es borrar el 28 de febrero como Día de Andalucía y cambiarlo por el 2 de enero, aniversario de la rendición de Granada a los Reyes Católicos, lo que se conoce también como las Capitulaciones de Santa Fe. Curioso que no sea una fecha elevada a la categoría de conmemoración del Día de la Nación española, que nació allí más que en sitio alguno, aunque Navarra se incorporara al Reino unificado años después. Pero, bueno, Macarena Olona fue a Granada el otro día y lo dijo como ella dice, sin cortarse un pelo. Las reacciones vendrán si no están llegando ya, y Olona, que todavía no ha dicho oficialmente que viene a presentarse como candidata a presidir la Junta, entra de lleno en las polémicas en sí mismo estériles pero muy rentables en cuanto al lanzamiento de un producto electoral llamado Vox, y Olona. Seguro que tiene en la cartera cosas más gordas, como la paternidad de la patria de Blas Infante. ¿Hay más patrias en las 17 Españas de nuestros días? En confesión Macarena Olona reconocería la existencia de una sola y única patria pero es cuestión de ir viendo el termómetro y presentar el producto a vender en el estuche adecuado. No es que venga a esto pero así llega a más rincones de esta Andalucía que quieren ganar. Porque viene.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios