SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

El Palillero

Vender la moto del maremoto

Han pasado más de dos siglos y medio en los que varias generaciones de gaditanos no han conocido un maremoto

Desde hace algunos años, personas especializadas en los movimientos sísmicos y oleajes tipo tsunamis vienen alertando de las terribles consecuencias de un maremoto para Cádiz. Lo que pasó en 1755, cuando el terremoto de Lisboa, podría volver a ocurrir. Antes de ese maremoto hubo otros, aunque con la diferencia de que no sacaron el estandarte de la Virgen de la Palma, ni se tienen conocimientos de ningún milagro al respecto. Un dato que también es verídico y de base científica: en los últimos 266 años no hemos sufrido ningún maremoto de ese nivel en Cádiz. Es decir, que han pasado más de dos siglos y medio en los que varias generaciones de gaditanos han nacido, vivido y fallecido sin conocer un maremoto colosal. O dicho de otro modo, yo comprendo que intentan vender la moto del maremoto, pero es una rareza muy rara, rarísima. También te puede caer un trozo de balcón o una maceta en la cabeza. Nadie ha elaborado un plan de emergencia para tal contingencia.

El ministro Grande-Marlaska lo mismo viene a la provincia de Cádiz para vigilar la lucha contra el narcotráfico que para presentar el Primer Plan Nacional de Alerta ante Maremotos. Considero más práctico lo primero. Sobre todo porque en cuestión de maremotos todavía no se ha inventado nada mejor que sacar el estandarte de la Virgen de la Palma, rezar el santísimo rosario a la Virgen del Rosario, y encomendarse a la Virgen del Carmen, Estrella de los Mares agitados, y protectora con su escapulario de las ánimas benditas del purgatorio.

Los remedios de Grande-Marlaska pasarían por salir de Cádiz en media hora aproximadamente. Con las colas que se formarían en los dos puentes y en Cortadura lo veo difícil. Y menos mal que tenemos el segundo puente. Además de que son zonas con el mar a la vista, todas de alto riesgo. Otra opción sería subirse a la Torre Tavira, al Fénix o al Pirulí, y esperar a que se retire el oleaje, pero no hay sitio para todos. O surfear el tsunami.

Para terminar de acongojar a los gaditanos y las gaditanas, pusieron un vídeo en La Sexta, donde recreaban virtualmente las penosas consecuencias. Lo primero que se ve es nefasto para Cádiz: la inundación de Valcárcel, que se convertiría en una gran piscina de agua salada, con el edificio como si fuera el Titanic. ¿Así van a convencer a la Junta para que se gasten una millonada en la facultad de Valcárcel? Se desgraciaría la inversión, sería papel mojado. Al menos, con el hotel, les quedaría una piscina espectacular. Vuelvo a advertirlo: para los maremotos de Cádiz todavía la ciencia es menos útil que el estandarte.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios