Valcárcel en la preliminar

Los derrotistas ya están diciendo que este proyecto no pasará ni a la semifinal. Esperarse, que todavía falta

La buena gente no se da cuenta de las dificultades de ser político. Sobre todo no valoran el riesgo especial de ser consejero de la Junta de Andalucía. Un día planteas un proyecto, y la buena gente piensa que las obras avanzan solas, y que los ladrillos se van ajustando como por arte de magia potagia. Pues no. No es tan sencillo, ni tan rápido. Cuando prometieron la última promesa de Valcárcel, lo dije: "Si no lo veo, no lo creo". Esto se aprende de Tomás, aquel discípulo de Cristo que quería meter los dedos en las llagas. Tomás no estudió en el Valcárcel antiguo, ni salió nunca de cargador en La Palma. Pero, si viviera ahora, sería raro que se matriculara en Valcárcel para Ciencias de la Educación. Tomás allí no metería los dedos en las llagas, sino en el ojo de alguien. Tampoco es seguro que pudiera dormir en ese hotel.

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, que fue rector de la Universidad de Sevilla y sabe cómo se manejan esos asuntos, lo ha dejado claro: "el proyecto está todavía en una fase preliminar". Añadió que le quedan "algunos pasos" que dar. Oiga, no son pasos de la Magna Mariana, sino de los de poquito a poco. Como Valcárcel está en la fase preliminar, para que lo entiendan, significa que todavía le faltan los cuartos de final, la semifinal y la final. Eso, en el mejor de los casos. Si no le arrean un buen cajonazo.

Tranquilidad, que todavía queda concurso. En el debut de la comparsa de Valcárcel, en la fase preliminar, la gente lo jaleaba como un pelotazo. Ahí quedó. De pronto, se piensa: no es que vendan una moto, sino una facultad y un hotel en el mismo edificio y su terreno anexo. Nunca tan poco sirvió para tanto. Además, sin okupas ni nada costumbrista. Esta sí que es una gran comparsa, chillaban las criaturitas desde el gallinero.

Ahora el consejero de Economía y Conocimiento advierte que no tiene conocimiento de la economía de Valcárcel, ni se ha enterado todavía de lo que costará. Aunque, eso sí, están dispuestos a sentarse con el rector de la Universidad y con quien sea necesario para hablar de los recursos. Al menos, a Eduardo González Mazo le quedará la tranquilidad de que se sentarán a hablar. Estuviera bueno que hablaran de pie en la barra de una peña, o que no lo hablaran.

Los derrotistas gaditanos ya están diciendo que este proyecto no pasará ni a la semifinal. Esperarse, que todavía falta, y están en manos del jurado. Pelotazos más raros se han visto por ahí. No penséis en aquel cajonazo que le dieron a 'Caleta', aunque la Caleta está allí mismo, frente a Valcárcel.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios