Valcárcel y el PP

En esta oposición de la Junta al proyecto en ningún momento se baraja lo que le venga mejor a la ciudad

Era principios de la primera década del siglo XXI. El entonces presidente de la Diputación y no sé si ya candidato a la alcaldía de Cádiz, Rafael Román, anunciaba que la institución provincial, propietaria del edificio, había llegado a un acuerdo con Zaragoza Urbana, los propietarios del Hotel Playa, para que esta firma transformara el edificio, ya por entonces infrautilizado de Valcárcel, en un hotel de 5 estrellas: Glamour frente a la piedrá cuadrá.

El proyecto fue acogido con simpatía en la ciudad excepto en un sitio, en el Ayuntamiento de Cádiz donde gobernaba la peperiana Teófila Martinez. El proyecto, por las trabas que se le pusieron, se perdió. Los intereses electorales del PP importaron mucho más que los beneficios que tendría para la ciudad contar con un hotel de cinco estrellas en el casco antiguo y en una zona deprimida, el barrio de La Viña al que parecen querer condenar a tener como principal industria las caballas con piriñaca de los bares de la calle de La Palma.

Durante este tiempo el edificio ha sido hasta ocupado para denunciar su situación de abandono. En los últimos tiempos parecía que había habido un acuerdo entre todas las partes…su tiempo costó y el inmueble se iba a dedicar en parte a albergar la facultad de Educación y otra zona a un hotel de mucho menos calado que el proyectado previsto en principio. De todos modos el lograr dar uso a un edificio abandonado en una zona tan privilegiada provocó las simpatías…de casi todos.

De nuevo el PP, está vez a cargo de la Junta de Andalucía junto al niño del adoquin y los que miran el astro rey con el polito recién estrenado, vuelve a cargarse el proyecto con la excusa de que no hay dinero. Conociendo el paño tan sólo se me ocurren dos hipótesis de trabajo para justificar la situación. La primera posibilidad es que haya algún "patriota" que haya visto que puede hacer negocio con el edificio…por el bien de España, evidentemente y se le esté preparando la jugada para que llegue en plan "salvador". La segunda posibilidad es simplemente la de castigar al rojerío gaditano, a un alcalde de Podemos, y a un rector de la Universidad que también es "de ideas" como se le decía a los rojos en los tiempos en que regentaba la patria "el añorado". Me encantaría decir otra cosa, pero sinceramente es lo que pienso. Tristemente estoy seguro de que en esta oposición de la Junta de Andalucía al proyecto, en ningún momento se baraja lo que le venga mejor a la ciudad. Siento pena de mi mismo por pensar así.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios