Turismo mortuorio

Lo que faltaba es que por culpa del turismo suban los nichos y nos enterremos en un huerto de tomates

Cádiz por tener bonito, tiene esplendor hasta en los cementerios y es que tenemos buen gusto para todo y somos el único sitio del mundo donde hay nichos "con vistas". Por lo visto en un "divertido" concurso de estos que se hacen por internet se ha elegido al cementerio más chachi de España, el que es más atractivo desde el punto de vista del turismo…para que la gente vaya a hacerse allí un selfie de esos al lado de la lápida del Don Rosendo de la localidad.

Yo a estas cosas le tengo mucho jindoi porque hoy en día hay gente para todo y en cualquier momento puede salir una empresa de estas "colaborativas" que propone a los viajeros que en vez de alojarse en un hotel, que es una cosa muy clásica, se aloje en el nicho 33 de la cuartelada segunda del cementerio de Olvera. "Despiertese con una canina haciéndole cosquillas en los pies" puede ser el mensaje que acompañe la ficha del establecimiento "muertohotelero". Ya lo único que faltaba es que por culpa del turismo no sólo se pongan por las nubes los pisos de los cascos antiguos de las ciudades, sino que suba también el precio de los nichos y nos tengamos que enterrar en un huerto de tomates de Conil.

Recorra el cementerio mancomunado de la Bahía en patinete puede ser otra oferta magnífica y te ves a un grupo de japoneses con la cara de japoneses que llevan todos paseándose entre los jardines y parándose a hacer un video de un duelo que pasaba por allí. No veas la que puede liar Karashito Nakimure en sus oficinas de Osaka cuando enseñe la foto que se hizo en pantaloncito corto y gorrito a juego al lado de una viuda.

Otro negocio que podría tener gran éxito es un paseo por los monumentos de Cádiz subido en un coche fúnebre y metido en la caja muerto, descubierta, eso sí, para que el turista vea bien la cúpula de la Catedral. La oferta puede incluir como final de fiesta, en vez de una cata de vinos, que es algo muy visto, un responso en la iglesia de Santo Domingo.

Cádiz compite ahora, con dos pueblos de la Sierra gaditana en lo más alto del nicherío, por el turismo mortuorio. En la puerta de los cementerios, en vez de la foto que se hace la gente en las plazas con la gitana, se puede poner un tio que te haga fotos metido dentro de una corona de claveles y que ponga en la cinta tu suegra no te olvida…ya para que la gracia sea más cañí.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios