DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Toda reforma tiene su contrarreforma. Los postulados ecologistas han dejado de ser algo propio de perturbados "andrajosos" de corte estalinista -el famoso "ecologista sandía"- para pasar a ser una corriente razonable, mayoritaria. El reaccionariado no podía permitir semejante vindicación y, rápidamente, ha pasado a comprar el discurso de que el ecologismo no es social, sino propio de hipsters, peluchistas y gente desubicada de la realidad (calco social de los viejos jipis, vaya). Cuando, realmente, la asunción ecológica o es social, o no es ecológica. Y así, vemos boutades que terminan silbando. Ejemplo, Madrid central no se ha tumbado: se ha recuperado con matices. Incluso desde la Junta murmuran ahora que nunca (nonono) se les ocurriría perjudicar el espacio de Doñana (en fin: defina espacio). Lo mismo han visto que la declaración de Parque Natural es de 1969 y el agravio comparativo resulte lamentable hasta para ellos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios