Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Tempestad en un vaso de agua

El gobierno municipal de Cádiz se ha puesto a luchar contra la turistificación cuando no hay ni un solo turista en la ciudad

DECÍA Groucho Marx que la política es el arte de buscar problemas donde no los hay, encontrarlos, hacer el diagnóstico falso y aplicar los remedios equivocados. Como el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Cádiz es de fuertes convicciones marxistas, se ha puesto a luchar contra la turistificación cuando no hay ni un solo turista. Yo no veía el problema en 2019. Pero como somos mulos de reata y como lo había en Barcelona, Madrid, Venecia o Amsterdam, nos ponemos aquí a ello como si fuera necesario colocar un aforador en las Puertas de Tierra, a ver si se forma la tremolina y entretenemos al personal ya que no saben hacer otra cosa. Martín Vila ha buscado el problema que no hay, ha enredado a la incauta Mara Rodríguez en el asunto, y ahí andan los dos en una guerra de papel que a nadie interesa. Igual en el 2022 el turismo cobra ímpetu y es necesario adoptar alguna medida, o igual no vuelve nunca a los niveles prepandemia, qué sabe nadie. Ahora se debate sobre algo inexistente, como si debatiéramos dónde meter cientos de industrias que quisieran instalarse en la ciudad, o arreglar decenas de barcos para los que no tuviéramos diques. Los políticos de Cádiz en lugar de preocuparse por el anunciado cierre de la planta de Airbus se dedican a discutir sobre la nada. El Equipo de Gobierno se arma con la guardia de corps de lo que llama "colectivos sociales", todos respetables, todos dirigidos por militantes de Ganar Cádiz, que encabezan la Asociación Pro Derechos Humanos, Ecologistas en Acción y FACUA, los militantes anticapitalistas que están en Calle Viva, los bravos guerreros de Adelante Cádiz, que se unen al gran intelectual, prócer de la arquitectura, profundo conocedor del urbanismo mundial, el también militante de Ganar Cádiz Fernando Visedo que hizo un presunto estudio para el Equipo de Gobierno por el procedimiento de contrato menor sin publicidad e importe de 15.000 euros pagados con dinero público para mayor gloria de nuestros gobernantes y poder arrimarle algo a Visedo, ese gran visionario que dijo hace seis años que con dos millones de euros se acababa el problema de la vivienda . Entre el estudioso y los colectivos, camaradas, compañeros, compadres y colegas, se ha formado un pequeño debate absurdo que no interesa a nadie. Mientras, la única rehabilitación que se hace en la ciudad se lleva a cabo por el sector privado para apartamentos turísticos (Veedor, Sagasta, Manuel Rancés, Horozco). El Ayuntamiento toca la lira. Desconozco si Martín Vila llegó a un acuerdo con Mara, si participó el comité local del PSOE o qué palabra se dieron unos a otros. Como dijo el gaditano Clark Gable: francamente, querida, me importa un bledo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios