de dos en dos

Javier Anso

Susan Boyle

NUNCA he presumido de ser ni el más listo ni el más rápido de la clase, pero esta vez me he superado a mí mismo. Lo digo, porque hasta hace dos semanas no había oído hablar de Susan Boyle, y cuando vi un vídeo sobre ella ¡se me habían adelantado más de 98 millones de personas!

Pido perdón por recordar una historia que muchos ya conocen. Susan Boyle, escocesa, vivía de un modo totalmente anónimo en una pequeña población. Soltera, un gato era su única compañía. Pero Susan tenía un sueño, al que nunca renunció. Por eso se presentó a un concurso de televisión en el que las personas muestran sus talentos y, si se clasifican, pasan a la siguiente fase.

Susan lo tenía todo en contra: 47 años, más bien gruesa y no muy hermosa. Cuando un miembro del jurado le preguntó cuál era su sueño, Susan contestó que "quería ser cantante profesional, y que tal vez esa noche fuera su oportunidad".

Jurado y público la escucharon con total escepticismo, pero apenas empezó a cantar los rostros de todos se transformaron. Emocionados, todos comenzaron a aplaudir y a ponerse en pie. La interpretación fue fantástica; la voz, increíble. Un miembro del jurado dijo que Susan había sido la mayor sorpresa que se había llevado en los tres años que llevaba realizándose el concurso. Otro dijo que escuchar a Susan había sido "un total privilegio". Terminada la votación, Susan regresó a su pueblo con la máxima calificación, y pasó a las fases siguientes del concurso. Cantó, además, con otras cantantes a las que ella admiraba; y pudo, como profesional, dar numerosos conciertos y vender millones de discos.

¿Por qué cuento esta historia que tiene ya varios años? Porque hacía mucho tiempo que no veía algo que me haya impresionado tanto. En la soledad de su casa, y a pesar del paso de los años, Susan abrigaba un sueño, creía en él, y creía en sí misma. Nunca tiró la toalla. ¡Gracias, Susan, por recordarnos que "solo conocemos nuestra verdadera estatura cuando nos ponemos de pie" (Emily Dickinson)!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios