Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

Sultana díaz

EL Servicio Andaluz de Salud ha reducido la plantilla de médicos del Centro de Salud de la Barriada de la Paz de 17 a 15 en tres años. Supongo que habrá adoptado similar política en el resto de centros de salud, en hospitales y en las distintas profesiones sanitarias. No hace falta ser un lince en aritmética para llegar a la conclusión que con menos médicos y los mismos pacientes se pierde calidad asistencial. Mientras la presidenta de la Junta de Andalucía juega a gran estadista y le dedica sus más importantes esfuerzos a las luchas internas de su partido y a reuniones con los responsables del Ibex35 , los servicios públicos andaluces se deterioran a marchas forzadas. Eso sí, tanto ella como su entorno político repiten la simpleza del blindaje de los servicios públicos mientras contribuyen a una considerable merma en su calidad. La mejor manera de defender los servicios públicos es mejorándolos y en Andalucía hace lo contrario. Mucha palabrería y pocos hechos. Nada se sabe sobre si alguna vez se hará el Nuevo Hospital de Loreto Puntales eso por no hablar de que a la Junta le ha caducado la licencia de obras para la Ciudad de la Justicia, proyecto que pusieron en marcha hace algo menos de 15 años Rafael Román y Carmen Hermosín. Ahora Fernando López Gil quiere llevar las sedes judiciales a las naves de Altadis, en el extremo de la ciudad, en un lugar con graves problemas de transporte y que el PGOU tiene reservado para la actividad industrial. Como la Junta no se gasta ni un euro en Cádiz, genera ruido para que parezca que hace algo mientras los problemas se amontonan. Mucho hablar de servicios públicos y cada vez están peor.

Yo no sé quién le ha dicho a la Khalessi de Triana que ella es una gran dirigente. Yo creo, como Iñaki Gabilondo, que tiene grandísimas limitaciones para la gestión pública y para mejorar la vida de los ciudadanos, pero es una consumada especialista en la conspiración y la maniobra interna dentro del PSOE. De hecho Andalucía sigue mes tras mes ocupando los peores lugares en gasto sanitario y educativo por habitante o en la tasa de desempleo. Nadie podrá decir que la Presidenta de la Junta ha mejorado la situación de Andalucía. Eso sí, se ha promocionado Ella misma y ha iniciado el camino para cargarse a Pedro Sánchez como si los españoles estuvieran a la espera del Santo Advenimiento. Los problemas de los ciudadanos son asuntos sin importancia para la Gran Lideresa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios