El Palillero

Sevillanos tenían que ser

Los empresarios gaditanos se han quejado por el peaje de la autopista, pero al final vienen los de Sevilla a invertir

Siempre que sale algo interesante a la venta en Cádiz lo compran unos sevillanos. Pasó con el Cádiz CF, cuando aquella subasta que organizó Antonio Muñoz, en los tiempos de Sinergy, que casi lo desciende a Tercera División. Todavía lo están reclamando, será para jugar contra el Arcos y el Conil. Pues bien, en aquella subasta, apareció Carlos Medina, para trasladar una oferta de Locos por el Balón. Esa empresa (en cuyos pormenores de Vizcaíno y Pina no voy a entrar) tiene su sede oficial en la calle Carlos Cañal, número 4, de Sevilla, cerca del Ayuntamiento. Ahora, en la subasta del edificio del Tiempo Libre, ha resultado ganadora otra empresa sevillana, llamada Vico Black 98, con sede en la calle Saladilla, número 7, de Tomares (Sevilla), considerado el pueblo más rico de la provincia vecina.

La empresa ganadora de la subasta pagará a la Junta nada más y nada menos que 11.811.410,01 euros; es decir, casi dos millones más del mínimo previsto en la salida a subasta. El detalle del centimito es curioso, pues cuando van a soltar casi 12 millones de euros se lo podrían ahorrar. Más curioso es que van a pagar por el Tiempo Libre más del doble que por el traspaso de Manu Vallejo al Valencia. El Tiempo Libre vale más que Manu y Alvarito juntos, para que se hagan una idea. El Tiempo Libre lo han comprado con fines especulativos. La empresa no es hotelera, sino inmobiliaria, pero se hace con la propiedad y después lo alquilará al mejor postor del sector turístico. Lo peor que tiene la empresa ganadora es el nombre, ya que lo de Black suena raro. Yo lo apunto como sugerencia: quedaría mejor Vico 98, sencillamente. La administradora es Carmen Rubio Cobos, que tiene participación en otras empresas inmobiliarias y en sicavs. Es decir, en negocios de los que menos gustan a los anticapitalistas.

Sevillanos tenían que ser los que compraron el Tiempo Libre, como pasa siempre. Los empresarios gaditanos se han quejado por el peaje de la autopista, pero al final vienen los de Sevilla a invertir. El precio del peaje no está incluido, y lo van a suprimir en breve. Los hoteleros gaditanos tienen mucho mérito, como le pasa a Pepa Díaz y a otros del sector, que se hicieron a sí mismos. Pero en los asuntos de altos vuelos tienen que venir de fuera a invertir, mayormente de Sevilla, como se ha visto.

Para los anticapitalistas que están intentando vender el hotel del estadio Carranza queda el mensaje de que lo suyo no es imposible. Mucho ánimo, alcalde, a ver si encuentran a otros sevillanos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios