El coronavirus nos está dejando que no hagamos un uso excesivo de las urgencias y los recursos hospitalarios. Antes, para hacer una prueba de las que hay que hacer todos los años para el seguimiento de una enfermedad se convertía en un hora de llegada pero nunca se sabía la de salida, estos días en apenas diez minutos ya estás en la calle. La gente no quiere acercarse a los hospitales, por lo que el que aparece por allí es sólo porque realmente lo necesita. Una vuelta cualquiera de estos días por el Puerta del Mar, con el control que hay en la entrada, hace que conozcamos una residencia distinta a la masificación que vivimos cada mañana y el ir y venir de gente por cada pasillo. Siempre decimos que de las grandes crisis sacamos enseñanzas, pero estamos seguros que a poco que esto mejore y vayamos dejándolo atrás en el tiempo, volveremos a masificar la sanidad pública.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios