La AZOTEA de

José Antonio / López / Jalopez@ Diariodecadiz.com

San Sebastián

LO ocurrido con el Castillo de San Sebastián en este Bicentenario es un claro ejemplo de cómo se ha ido diluyendo una conmemoración que, según las previsiones, tendría que estar dando mucho más de sí. Igual que el mártir cristiano del siglo III que da nombre a la fortaleza caletera, el Bicentenario lleva siendo asaeteado desde numerosos frentes desde hace años, hasta dejarlo moribundo y gravemente enfermo. Crisis aparte, que está influyendo lo suyo en el resultado final, han sido las eternas disputas políticas y las zancadillas entre administraciones las que han ido minando un proyecto que tenía que haberse encarado desde un frente común. La comisión nacional era, quizás, el instrumento adecuado, pero su mal arranque con Gaspar Zarrías al frente se ha convertido en un lastre complicado de superar. Organismos públicos duplicados y proyectos faraónicos sin medios ni estudios previos han llevado a la frustración.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios