La Tierra está situada de forma estratégica entre Venus y Marte, y no sufre las temperaturas extremas incompatibles con nuestra vida que hace en esos lugares. Sin embargo, por esta posición intermedia no se justifica el clima que disfrutamos.

Cuando los rayos del Sol llegan a la Tierra, se reflejan sobre la superficie pero la atmósfera actúa como una pantalla de retención y permite la existencia de vida. Parece ser que el problema lo causa el dióxido de carbono, CO2, que se acumula en la atmósfera y la hace más opaca, reduciendo la salida de los rayos, y aumentando la temperatura del planeta unos pocos grados, que pueden causar estragos. En el 2009, España no ha podido cumplir con los acuerdos de reducción de CO2, igual que otros países. Además, el ser humano continúa rompiendo el equilibrio con las plantas, consumidoras de CO2, y destruye cada vez más zonas verdes. La concienciación ciudadana puede ser el camino para la solución.

A su vez, en Australia han afirmado que además del CO2 es el metano el otro responsable del cambio climático, y señalan a las vacas como productoras de este gas. Quizás hayan encontrado una nueva explicación a la desaparición de los dinosaurios, y que las vacas prehistóricas expulsaran suficiente metano a la atmósfera como para calentar el planeta. Una de las propuestas que tienen sobre la mesa es reducir de forma drástica el número de vacas. Esto no puede ser. Hay que salvarlas. Si el hombre no es capaz de reducir las emisiones, no tienen por qué pagarlo ellas. La concienciación ambiental no tiene por qué ser asesina y acabar con ninguna especie. Seríamos parásitos.

No sé dónde acabará el cambio climático que ya nos ha llenado el pantano del Guadalcacín, pero si acaba con la destrucción del planeta la humanidad quedará muy mal. Si alguna civilización alienígena estudiara nuestros restos a través del daño que causamos a la Tierra, nos representaría con aspecto de mono, organismo de vaca y comportamiento de parásito. Estamos a tiempo de arreglarlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios