Desde Tribuna

José Joaquín / León /

Rivales para salir de la Segunda B

LA Segunda B es una categoría nefasta del fútbol español. Está tan maltratada que cuando en Segunda A descienden forzosamente a un equipo, caso del Guadalajara, se salva otro de la misma categoría, caso del Murcia. Mientras que cuando descienden forzosamente a uno de Segunda B, caso del Xerez, en vez de salvar a otro de esa categoría, ascienden a uno de Tercera, caso del Córdoba B. La reglamentación de la LFP y la RFEF es diferente y se aplica siempre en contra de la Segunda B. Es una categoría infame, maltratada, ruinosa y de un nivel cada vez más bajo. Para perderla de vista cuanto antes, aunque parece que el Cádiz se ha acomodado y ya hasta gusta.

Tenemos muchos ejemplos de los agravios. Por ejemplo, no dejan a los jugadores que luzcan sus nombres en las camisetas ni el número que les apetezca. No hay televisión en directo, ni local siquiera. Se han elaborado las plantillas sin conocer a los rivales directos de cada grupo, hasta principios de agosto. Un desprecio completo a esta categoría, en la que cada vez hay más equipos arruinados de capitales de provincias, junto a otros de poblaciones de variada importancia y hasta de barriadas.

Nos encontramos con un grupo IV en el que el rival más fuerte, en teoría, sería el Guadalajara. Consiguió la permanencia en Segunda A y fue descendido por causas no deportivas. Otros rivales serían el Cartagena (que pudo quedar líder la temporada pasada y lo estropeó tontamente al final) y el Albacete (que disputó la fase de ascenso y tiene un entrenador que ya ha ascendido a otro equipo, como el nuestro). Cartagena y Albacete no están bien gestionados, en lo que se parecen a otro que ya sabemos.

Los demás se ven más flojos, pero siempre hay alguna sorpresa. El Lucena ha estado presente en las dos últimas fases de ascenso, aunque es improbable que lo consiga por tercera vez. El Sevilla Atlético parece el más fuerte de los cuatro filiales que hay en el grupo, pero no se sabe si estará arriba. La Balona y el San Fernando lo tendrán más difícil para estar entre los cuatro primeros, porque la temporada pasada quedaron cerca, sin entrar, y en ésta no parecen más fuertes. Pero especular antes de tiempo, en todos los casos, sólo sirve para crear ambiente.

La plantilla del Cádiz no está redondeada. A priori, se le ve que podría quedar entre los cuatro primeros, pero eso es sólo un requisito previo para el ascenso, que se disputa después y es mucho más difícil. Les ha dado por fichar jugadores del Lugo, del que han venido tres centrales en las dos últimas temporadas. Tampoco el Lugo era tan bueno y, si ascendió en Carranza, fue más que nada gracias a los errores del Cádiz (que falló en el partido de vuelta un penalti y tres más en la tanda) y gracias a un arbitraje de conveniencia y otras circunstancias. En la Liga regular quedó tercero. En caso normal, no hubiera ascendido.

El cierre de la plantilla del Cádiz ha parecido mejorable. Tenemos muchos jugadores de riesgo: veteranía muy veterana y algunos que vienen de Segunda A, pero tras una temporada mediocre. Habrá que esperar para ver si el entrenador Agné es capaz de ensamblar esta plantilla y darle coherencia para aspirar al ascenso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios