EL ALAMBIQUE

Isa / Lora

Reflexiones de mujer

Apesar de haber transcurrido más de una semana del cruel asesinato de María Victoria, todos seguimos teniendo en nuestras retinas las imágenes que todas las televisiones de nuestro país proyectaron sobre este horrible suceso que, unido a otros tres asesinatos más de mujeres a manos de unos 'sin nombres', ha dado en llamarse el"Martes negro". Poco se puede añadir ya a todo lo que se ha dicho y después de haber leído la columna de mi compañero de Alambique Pepe Mendoza, una tiene la sensación de haber conocido a María Victoria. Este asesinato, que nos ha dolido un poco más por la proximidad de la víctima a nosotros, nos tiene que hacer reflexionar sobre muchas cosas. Cuando este sábado, jornada de reflexión, celebremos el Día Internacional de la Mujer nos debemos preguntar: ¿Qué vamos a celebrar?

En el momento de escribir este artículo, van 14 mujeres asesinadas este año. Esto supone dejar hijos sin madre, dejar a padres y madres sin su hija, tíos sin su sobrina, amigas sin su amiga…Hoy en día hay 83.000 mujeres en España que tienen algún tipo de protección especial para que los 'sin nombre' no las sigan martirizando. Eso es en España. En el resto del planeta, donde hay tantos lugares en los que la mujer es un mero objeto, es todavía mucho peor. Pero lo que más me preocupa de todo esto es cómo se deben sentir esas 83.000 mujeres que conocen todos estos crímenes y saben que ellas están en la misma situación que todas esas víctimas.

¿Qué podemos hacer por ellas? Por las que ya no están, recordarlas, pero a las que siguen estando, hay que apoyarlas. Deben saber que no están solas, que la sociedad está con ellas y, aunque en determinados momentos se sientan perdidas sin saber qué hacer, deben acudir a las personas que les apoyan desde todos los ámbitos, tanto administrativo como colectivos de mujeres y, por supuesto, la familia y amigos. Yo celebraré ese Día de la Mujer cuando, de una vez por todas, esas 83.000 mujeres acosadas y prisioneras puedan ir tranquilas por la calle cuando quieran, como quieran y con quien quieran.

Gracias por leerme.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios