Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Redes clientelares

Las entidades rancias de Cádiz a lo más que han llegado es a mandar un folio de alabanzas al escritor sin exagerar

Cada época tiene su corte de pelotas. Durante la Ominosa había que hacerle la rosca a Pemán si se quería participar en la cultura. Era presidente del Casino, el Ateneo, la Hermandad del Nazareno, Caballeros Hospitalarios, Academia de Bellas Artes, Academia Hispanoamericana, promotor de los Cursos de Verano y de los Festivales de España, todo pasaba por él, hasta que llegó Quiñones con Alcances, empezó la revista Caleta y un grupo de jóvenes montó Marejada, se abrió el campo para que otros participasen con mayor o menor acierto en la vida cultural de la ciudad. La llegada de la democracia creó una aristocracia vinculada al PSOE, en aquellos tiempos en los que el socialismo controlaba las asociaciones de vecinos, los clubes de fútbol y lo que Barroso llamó "la subcultura de las peñas". En el Falla se colaban los amigos de los concejales del PSOE que entraban de 20 en 20, o presionaban a las agrupaciones para que no cantasen las letras que molestaban ("Los pájaros", "Alaskanteras"). Si no estabas en la órbita del socialismo, residías en las tinieblas exteriores, condenado al ostracismo. Luego llegó el teofilato y las entidades y amigos del poder copiaron lo que hacían los adictos al PSOE, el Falla se llenó de amigos de Mercedes Colombo, de Ramoní, de Jorge Moreno. El Ayuntamiento era pródigo con los amigos y cicatero con los que pensaban que eran adversarios (con la Asociación de la Prensa se portaron siempre bien). Ahora se ha montado otra corte en torno a Adelante Andalucía y Ganar Cádiz, las mismas entidades están en todo: Ecologistas en Acción, Derechos Humanos, La Zancada, CTM, CGT, Autonomía Obrera. Y los amigos del poder se pasean por la ciudad como si fueran los dueños, desde el pastelero pintamonas, al exconcejal del PSOE devenido en fanático de Podemos o Visedo. Basta leer el engendro llamado El Tercer Puente para ver lo pródigo que es el Equipo de Gobierno con los amigos, la red clientelar que ha montado. Recordemos los pelotillas que cantaban con Albita para que fuera al Parlamento Europeo, como si fuera la Pasionaria. Cada época ha tenido apocalípticos e integrados, según la distinción de Umberto Eco, solo que los que ahora mandan en la ciudad venían a subvertir el orden y al final lo que han hecho es cambiar a unos por otros. Cuando los de Adelante dejen de mandar los que hoy les ríen las gracias pasarán a otro bando, como aquel cuarteto del Batidora "Peña Cultural y Recreativa El Pejiguera". Be water my friend. Se da el caso que las entidades rancias de Cádiz a lo más que han llegado cuando han retirado la placa de Pemán es a mandar un folio de alabanzas al escritor sin exagerar, por las subvenciones. Rancios hasta para eso.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios