EL ALAMBIQUE

Enrique / Bartolomé

Rafael Tardío Alonso

EN nuestra ciudad se multiplica por dos el conocido dicho: 'ser profeta en tu tierra'. Los de este rincón de la ribera del Guadalete somos como somos, y en muy contadas ocasiones apoyamos sin reservas a aquellos que dieron lo que llevaban dentro. La mayoría de las veces, sin embargo, miramos para otro lado y denostamos y aburrimos a los que de una u otra manera destacaron en lo suyo.

Es el caso de un hombre de la talla de Rafael Tardío Alonso. A decir de los entendidos, pintor costumbrista y dominador de las técnicas más diversas. Óleo, acuarela, tempera, pastel, dibujos a plumilla, carbón, sanguina o técnicas mixtas conforman su práctica diaria y su deambular por el mundo del arte, que es mucho decir.

Rafael Tardío, portuense de nacimiento, conocido por los que de alguna manera pateamos esta ciudad, nos ha transportado desde hace mucho tiempo por los escondidos rincones de El Puerto. Por los conocidos y por aquellos que lo son menos. Por los entresijos de unas costumbres únicas. Por las figuras externas de unos seres que pululan por los barrios portuenses.

La vinculación de Tardío con la ciudad que lo vio nacer ha sido tanta y tan diversa que es complicado resaltar algún detalle. En 1965 llegó a ser ilustrador del bisemanario periódico local 'La voz de la Bahía', colaborando desde entonces en otras publicaciones locales.

Estudió pintura en la Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia, siendo su profesor el pintor Juan Lara, del que aprendió a plasmar la luz y a dedicar una especial preferencia por los paisajes andaluces y locales; rústicos y urbanos.

En la actualidad Rafael Tardío contempla desde su estudio de la playa de Valdelagrana, donde sigue pintando y escribiendo, los aconteceres diarios. Vuela con su imaginación, sus pinceles y su pluma por una Bahía impregnada en sal y recuerda en la distancia lo que El Puerto fue.

Como lo conozco y lo aprecio, creo que ya es hora que El Puerto salde su deuda. La rotulación de una calle con su nombre o la consideración de hijo predilecto sería una manera de hacer justicia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios