Línea de fondo

jesús Guerrero

Queremos marcha

SI los Mundiales de Atletismo fueran tan mediáticos televisivamente como unos Juegos Olímpicos, en España nos poníamos todos a hacer marcha en cuanto volviésemos de las vacaciones.

La diferencia reside, desde mi humilde opinión, en que en unas Olimpiadas el medallero pica, sigues las opciones de medalla como en ningún otro campeonato. Además, Teledeporte queda más lejos en el mando a distancia y no suena igual, serán los comentaristas, será la predisposición. Con unos Juegos Olímpicos las tardes de verano son más frescas. Moscú ya se pasa de frío.

Por eso, un Mundial de Atletismo no va a tener el mismo tirón. Bueno, por eso y porque casi no tenemos opciones de ganar nada. El bronce en los 20 kilómetros marcha ha sido como un regalo caído del cielo, aunque nuestro marchista seguramente no opine lo mismo.

Pero el que crea afición en este deporte es García Bragado. Lleva once campeonatos del mundo, tiene casi 44 años y después de decir que ha recuperado las sensaciones de atleta porque llevaba años arrastrándose, consigue bajar una marca que no hacía desde el Mundial de 2009 en el que ganó el bronce. Segunda juventud.

Ha sido el mejor español en los 50 kilómetros marcha, duodécimo. Se dice pronto pero es que son tres horas y tres cuartos de carrera. Reconoce que se ha planteado la retirada, sin embargo ahora mira con otra cara las competiciones del año que viene. La estoica, esa sensación que engrandece el deporte, que focaliza nuestra empatía iluminándola, que emociona, es la que consigue que una especialidad deportiva tenga seguidores y practicantes. El hecho de que su joven compañero no pueda seguir el ritmo que impone García Bragado cuando llevan ya 45 kilómetros marchando apela a esa percepción. Es verdad que no es cojo ni ningún abuelo, pero a mi esa voluntad me impresiona. ¡Qué son 50 kilómetros!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios