LA MERIDIANA

Francisco Piniella / Http://piniella. / Blogspot.com

Puertos y Medioambiente

EL otro día Purificación González de la Blanca, que en su día creo fue concejala de IU, aunque siempre muy vinculada al movimiento ecologista de Cádiz, criticaba en una columna de este Diario la ampliación del Puerto de Cádiz. Creo, a pesar de poder compartir cierto espíritu crítico del artículo, que se confunden términos, pero sobre todo que no se entra de lleno en un problema crucial para el negocio portuario que es la trascendencia internacional de un tráfico que depende directamente de la actividad económica de este Mundo globalizado. Es verdad que la crisis económica ha generado en los últimos años un receso del comercio y un retroceso de la distancia movida en la mercancía entre origen y destino. APM Terminals ha visto reducida su capacidad en el cercano Algeciras, pero a pesar de ello no ha perdido la oportunidad de instalar una segunda pata en el recién estrenado Tanger-Med. Cualquier estornudo del capitalismo mundial a los puertos llega en forma de tsunami y esto implica un negocio dinámico que tiene que adelantarse a las tendencias que van surgiendo sin cesar. Mientras hace unos años se apostaba por hacer los buques portacontenedores de las esloras de los hoy, gigantes que surcan los mares, ahora renace la tendencia contraria para fomentar tráficos internos, por lo que no sabemos nunca cómo va a evolucionar todo esto en los próximos años.

Bien es sabido que con los parámetros actuales la ampliación del Puerto de Cádiz puede resultar derrochadora pero tampoco podemos saber cómo va a ser el panorama portuario para los próximos años. Y es evidente que si no tenemos la plataforma logística disponible para un crecimiento esperado y deseado, no vamos a disponer de pieza a mover en el tablero del panorama portuario del Sur de Europa. Cádiz tiene de por sí el hándicap de su calado, Sevilla tiene el río y su dragado, Algeciras tiene su déficit de comunicaciones, en definitiva todos los competidores tienen sus fortalezas y sus amenazas. El paisaje de la Bahía se verá transformado por la ampliación del puerto, eso es verdad, y también por un segundo puente. Lo más importante será que Cádiz sepa encontrar un modelo de ciudad sostenible y amable, pero que genere riqueza y bienestar para los ciudadanos, y que mire sin miopia más allá de una ciudad meramente de servicios turísticos y administrativos. La ciudad de Cádiz necesita de un buen puerto para poder "cazar ratones" o para estar preparados, por si éstos vuelven a salir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios