Propaganda política en TVE

TVE no es tan diferente. Sirve para apuntalar al régimen, para poner voz a los pastores del rebaño

Fue utilizada por Francisco Franco Bahamonde, como otras cosas que tan bien manejan ellos. TVE fue fundada en 1956. Radio Nacional de España existía antes, desde 1937, y difundía los partes del régimen en la posguerra con los diarios hablados. La televisión y el Seat 600 blanquearon la imagen de la España del franquismo que se modernizaba. Se podría decir que, en la cultura del rebaño, la televisión funcionaba como la voz del pastor. Con la ventaja de tener una credibilidad adicional, ya que la gente lo asumía como dogma de fe. En 2020, con Rosa María Mateo en el aparato, TVE no es tan diferente. Sirve para apuntalar al régimen, para poner voz a los nuevos pastores del rebaño.

Desde que España se convirtió en una democracia, los gobiernos de UCD, PSOE y PP intentaron un lavatorio de cara para TVE (después RTVE), y que pareciera una especie de BBC hispánica. Sin perder el control, pero dentro de un orden. Las televisiones autonómicas y locales proliferaron no sólo para difundir lo autóctono. Gracias a emisoras internacionales de prestigio, se supone que las televisiones públicas están al servicio de los ciudadanos. Así es razonable la aportación de dinero público. Incluso en Cádiz, con OC.

En los telediarios de TVE, desde que está Rosa María Mateo, el sesgo va en la línea del régimen de Maduro o de Kim Jong-un. Por supuesto, se han dedicado a justificar lo injustificable de la gestión de Pedro Sánchez en la crisis del coronavirus, a la vez que azuzaban contra los presidentes autonómicos de otros partidos. Ahora en las elecciones gallegas no disculpan igual el rebrote de A Mariña (Lugo) que el de Ordizia (Guipúzcoa) en las elecciones vascas. En el caso Dina, de Pablo Iglesias, pasaron varios días de silencio hasta que lo disimularon.

Entre lo más gracioso, está el bloque internacional. Raro es el día que no abren con la información contra Donald Trump y Jair Bolsonaro. Son políticos espantosos, pero en la gestión del coronavirus nuestro Pedro Sánchez tiene poco que envidiarles. Según la propia web de TVE, actualmente EEUU es el séptimo país en la tasa de muertos por millón de habitantes, donde España es el tercero del mundo, tras Bélgica y el Reino Unido. En Sudamérica, la tasa mortal de Chile y Perú es más alta que la de Brasil. Y si se contagió Bolsonaro, no se rían, que aquí se contagiaron las esposas de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, la vicepresidenta Carmen Calvo y el doctor Simón, entre otros y otras.

En TVE a su servicio, repiten todos los días lo mismo, y así con Trump y Bolsonaro tapan las vergüenzas de Sánchez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios