EL ALAMBIQUE

Salvador / González / Mateos

Mi Profesor

MI Profesor es con mayúsculas, porque cuando alguien te marca para toda la vida, su recuerdo debe ser con mayúsculas. Llevo meses pensando en este artículo en homenaje a alguien que dedicó 45 ó 50 años a educar altruistamente a miles de chavales. Durante años me he preguntado por su persona, y en especial cuando imitándolo, explicaba a chicos, jóvenes o adultos cómo se dan los pasos para jugar a voleibol u otros juegos. He evocado su recuerdo en especial cuando me he esforzado con los menos diestros en el manejo de su cuerpo, de las pelotas o de la paleta para iniciarlos en algún deporte. A esos que ahora se les cataloga con retraso psicomotriz y antes simplemente se les llamaba torpes, dejándolos arrinconados. Mi Profesor anuló los rincones para torpes. Impuso su filosofía de "aquí jugamos todos" venciendo por ko a la de la dictadura que nos tocó vivir en nuestra generación. En los barrios y en la escuela reinaban los más fuertes y eran los escogidos para representar a la clase y al colegio en todos los deportes. Con el Hermano José Ramos llegó la revolución y todo quisqui participaba. Era un chavea más, arremangándose su sotana no se lo pensaba, a diario se implicaba y jugaba con todos. Enseñando técnicas con suavidad, sin prepotencia, pero con energía. Compitiendo con lealtad y echándole el pulso a los mejores para fomentar la superación y la humildad. Con paciencia y entrega con los menos diestros para iniciarlos y evolucionarlos.

En el aula era un hombre paciente, con una magnifica didáctica. Ejercía su autoridad a base de afabilidad , generando confianza. Abolió los reglazos, los cosquis y los castigos psicológicos. La física y química de 3º y 4º de Bachillerato entró en mi cerebro con vaselina, y la recuerdo con el mismo cariño que conservo de los libros de aventuras que devoraba de chico. Sus clases eran un oasis de civilización, progresía y verdadera educación en medio de la escuela que me tocó sufrir. Y después de 40 años por fin lo he localizado...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios