el palillero

José Joaquín León

Pedir para el Bicentenario

Lo primero que hizo Emilio, después de tomar posesión como nuevo gerente del Consorcio del Bicentenario, es poner las cosas en su sitio, avisar a los navegantes. "Yo siempre había dado, ahora me toca pedir", es más o menos lo que dijo. El señor Aragón es conocido en Cádiz de sus tiempos del mecenazgo, últimamente en Cajasol y antes en la Caja San Fernando, donde era el jefe de la Obra Social. Esto significaba que, durante muchos años, costeó ayudas y subvenciones para actos, publicaciones, publicidad e infinidad de cosas, organizadas por peñas carnavalescas y agrupaciones (por ejemplo, organizó varios años la actuación de las premiadas en la plaza de San Francisco, de Sevilla), así como de hermandades y cofradías, asociaciones de vecinos, instituciones culturales de todo tipo… Entidades que están tiesas en general y tratando de trincar como sea.

Para frenar las colas, que se le iban a formar delante de su despacho del Consorcio del Bicentenario, dijo Emilio lo que dijo. Ahora le toca pedir a él, así que quien quiera peces que se moje el culo; o sea que se ponga a ello, o que lo acompañe a pedir. Menacho, para dar ejemplo, que eso se da gratis, se fue a pedir a Madrid y Rubalcaba le ha dado tres millones y medio para el castillo. Ahora le falta pedir más, para que le den otros tres millones. Ese es el camino del Bicentenario. La llegada de Emilio Aragón había sido saludada con la noticia de que el castillo de San Sebastián no estaría para el 2012, ¡qué raro!, como el nuevo hospital, el hotel del Valcárcel y esas cosas que decían. Por no hablar del puente y la alta velocidad, que a la vista están.

"Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá" (Mateo, 7:7-8). Esto lo dice el Evangelio, pero a nivel laico hubiera sido un lema estupendo para el Bicentenario. Era lo que se esperaba de Emilio Aragón, porque a su modo lo practicaba en Cajasol. Pero ya se sabe que corren otros tiempos en la cola de pedir. Esperemos que tenga suerte y que reparta algo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios