DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Teresa Rodríguez no lleva bien a Pablo Iglesias. Si poco le gustaba que le mandase desde Madrid y se sentía encorsetada en una estructura cada vez más jerarquizada de partido, ahora que tenga que justificar las andanzas de un vicepresidente socialdemócrata le cuesta. La líder de Adelante Andalucía está tirando de la cuerda con Podemos buscando autonomía para conseguir mando en plaza. Los anticapitalistas quieren hacer las cosas a su manera. Si se separan o no, está por ver. Y, por tanto, también la reacción en cadena que provoque en Izquierda Unida ante el brete en que se vería si la ruptura se llevase a término. Pero más complicado todavía lo tendrían los votantes andaluces de izquierdas: coger la papeleta morada de Podemos, la lila de Adelante, la violeta tirando a verde neoecologista de los de Errejón... Más País no, Más Peasos de partidos que diluyen la representación de una ideología.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios