Por los bloques

Óscar S. Lobato

Patrimonio inmaterial

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, cuya constante devoción es la felicidad del pueblo, auspicia una campaña para declarar al flamenco patrimonio inmaterial de la Humanidad.

Secundo la moción. Este es un planeta en estado de guerra preventiva y prefiero endiñar yo, antes que otros me agredan. Así que ¡ahí tenéis, malditos!

Nada en los tres últimos siglos -con la rara excepción de Esperanza Aguirre bailando el chotis- ha contribuido tan eficazmente al exterminio cultural autóctono como el flamenco.

Además de arrasar el folclore andaluz tradicional más o menos asentado (los verdiales, los panaderos, los olés, el vito, la cachucha o el chacarrá entre un largo etcétera); el flamenco suplanta, cara al exterior, a cualquier otra manifestación musical popular española.

Desde aquí, agradezco infinito a dicho arte su labor de exterminio y anulación de la jota (la expresión musical geográfica más extendida, por cierto), la isa, la muñeira, los paloteos o la sardana, danza esta última netamente anti-española, pues implica un espíritu de cooperación colectiva, a fin de alcanzar su gracia y tronío característicos.

Testimonio también al flamenco mi gratitud por dejar en evidencia a esos dos grandes impostores de la cultura y la música, que fueron Federico García Lorca y Manuel de Falla. En 1922, ambos fracasaron al organizar -con escaso éxito pues excluía a los profesionales- un certamen de cante jondo, buscando la inexistente pureza de un género ya por entonces netamente comercial.

Un chiringuito artístico que incluso sobrevivió a las feroces críticas que le prodigó la Generación del 98, esa panda de intelectualoides marginales, borrachos y drogotas.

Sólo se me escapa ese matiz de "inmaterial" que incluye la declaración. Todavía estoy por ver a un cantaor actuando gratis.

En fin, lo dicho. No sólo apoyo lo de patrimonio inmaterial para el flamenco. Propongo además donar tan ingente tesoro espiritual a Japón, adjuntando de regalo el Concurso de Agrupaciones del Carnaval de Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios