Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Paradojas socialistas

Mientras la vicepresidenta del Gobierno de España anunciaba una reforma del Código Penal en el sentido de que toda relación íntima que no tenga el consentimiento expreso de la mujer será considerada violación y encargaba a la Academia de la Lengua una propuesta para reformar el texto de la Constitución para hacer su lenguaje eso que llaman "inclusivo", se sabía que un dirigente de su mismo partido se había gastado 15 mil euros de dinero público en un club de alterne de Sevilla con cargo al presupuesto de un artefacto administrativo denominado Fundación para la Formación y el Empleo que servía para gestionar el empleo, sobre todo de familiares, amigos y compañeros de partido. Se desconoce si la cantidad se destinó a algún tipo de relación íntima en el club pero cabe esperar que fuera mediante consentimiento mutuo aunque mediase pago y el dinero viniera del erario. Paradojas de la vida. Carmen Calvo fue consejera de la Junta de Andalucía durante años y por lo tanto no solo fue testigo, sino que fue partícipe de la red clientelar montada por el PSOE en la comunidad donde se situaban en puestos de responsabilidad a distintas personas por el mero hecho de ser militantes del partido sin mayores méritos que la lealtad a quien promovía esos nombramientos. Es el caso del gaditano Fernando Villén que para más detalles fue miembro de numerosas ejecutivas socialistas por lo que nadie podía aducir que desconocía las andanzas o las actitudes del personaje. De francachela con los colegas, paga España. En este caso paga Andalucía. Que no nos falte de ná. El tal Villén tiene grandes amigos y parientes en la Bahía aunque su inmaculada vida política la ha desarrollado en Sevilla. Criado en las Juventudes Socialistas de Cádiz junto con muchos otros que luego ocuparon puestos y algunos que todavía los ocupan. Igual algún miembro de las juventudes socialistas reunidos en Rota tiene condiciones para en un futuro ser elevado a algún cargo bien remunerado y acompañado con esos caramelitos añadidos al puesto. El PSOE extiende y desarrolla la red clientelar con dinero público al colocar a su gente en todo puesto donde sirva para tener amarrado el control del partido. Se hizo desde hace 30 años y ahora lo continúa con verdadero entusiasmo la Khalessi de Triana. Tan es así que el consejero de Empleo no quiso informar al Parlamento de Andalucía de las andanzas de este directivo con tarjeta de crédito a cargo de los presupuestos. El PSOE dice una cosa en Madrid y hace otra en Sevilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios