el catamarán

Rafael Navas Renedo

Paisaje con gaviotas

GAVIOTAS en el horizonte. Ese es el motivo que dibujan las encuestas sobre las próximas elecciones municipales en muchas de las principales localidades de la provincia. Los sondeos de Commentia en San Fernando, El Puerto, Chiclana y Algeciras, que publica hoy Diario de Cádiz, otorgan mayoría al PP en estas ciudades, sumándose a la holgada victoria que concedía el domingo pasado una encuesta de la misma empresa a Teófila Martínez en la capital.

No son victorias tan sobradas como la de la actual regidora gaditana, pero abundan en la teoría expuesta por muchos analistas de que se avecina una ola, o más bien un tsunami, hasta las 'costas' socialistas. El desgaste del PSOE pasará la temida factura que desde hace meses esperan muchos responsables socialistas y que estos sondeos coinciden en apuntar. La marca PP, por contra, se presenta tan fuerte en estos momentos que impulsa a todos sus candidatos, incluidos aquellos que, como Enrique Moresco en El Puerto o Ernesto Marín en Chiclana, tienen una tímida presencia desde el punto de vista orgánico en este partido. El primero de ellos ha encontrado, además de la inercia de las siglas, la apatía de unos rivales que no parecen creer en que la victoria sea posible en este momento. Y el segundo de ellos, con un contendiente de mucha más entidad como es José María Román, habría superado el golpe de la moción de censura que lo desalojó de la Alcaldía en esta legislatura. En San Fernando, Loaiza confirmaría con su victoria que la apuesta por su candidatura no fue equivocada, que tiene tirón en su tierra, aunque el resultado, insuficiente para lograr la mayoría absoluta, convertiría en llave del gobierno a los andalucistas, lo que tampoco es mal resultado para ellos, habida cuenta de cómo le pintaban las cosas hace sólo unos meses y de que las elecciones, aunque municipales, están muy polarizadas y condicionadas por el debate nacional. En el PSOE isleño deben estar pensando por qué descartaron a De Bernardo tan pronto.

Si a estos resultados en la Bahía de Cádiz se suman los de Algeciras, otra mayoría absoluta para el PP, nos encontramos con un escenario que podría tener consecuencias casi inmediatas en el gobierno de la Diputación provincial. Un escenario nunca visto hasta ahora.

Bien es cierto que existe un considerable número de indecisos y que la campaña electoral ni siquiera ha comenzado oficialmente. Por eso harían mal unos confiándose más de la cuenta y otros tirando la toalla antes de tiempo, cual Mourihno en el Camp Nou. Los partidos hay que jugarlos siempre y con deportividad. Incluso cuando las tendencias dejan muy claro, con contundencia, que estamos ante un evidente cambio de ciclo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios