Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

Cuando una administración pública pagaba una actividad, el difunto Emilio López Mompell decía: "Paga España". Es decir, se paga con el dinero público, aquel que, según la vicepresidenta Carmen Calvo, no es de nadie. Decía un refrán antiguo, "lo del común lo del ningún". Ahora en España al menos las tres cuartas partes de la población viven del Estado: entre los pensionistas, los empleados públicos, los parados, los que están en un ERTE, los que perciben algún subsidio , los autónomos y los que van a percibir la tan necesaria renta de inserción, una inmensa mayoría de la población depende del Estado. Para eso está el Estado, para los momentos difíciles, no para pagar canonjías y sinecuras a los conmilitones o los colegas. Lo primero que pienso cada día es ¿dónde se han metido los liberales de nuevo cuño tan vociferantes hace poco?¿Dónde están los neoliberales de Ciudadanos, PP y Vox que tanto alardeaban de Adam Smith, de que había que reducir el Estado que nos oprimía? Se los ha tragado la tierra. Ni uno solo abre el pico para defender aquellos postulados económicos por los cuales había que pagar menos impuestos porque el Estado era un Leviatán que estorbaba el desarrollo del individuo. Han desaparecido de la noche a la mañana. Lo mismo digo de los empresarios que alardeaban de su maravilloso quehacer. Ahora se ha visto que el Estado es necesario, que en los momentos de crisis solo se puede recurrir a lo público. Incluso los que defendían los recortes y las privatizaciones de la sanidad, los ardorosos entusiastas de los conciertos sanitarios, chitón. La lección debe servir para los que han engañado al Estado a la hora de pagar impuestos: los que compraban facturas falsas de IVA, los del dinero negro, los de ¿lo quiere con IVA o sin IVA? Todos los que engañaban a Hacienda supongo que se darán cuenta de que la única manera de sostener España es con los recursos del Estado, que ahora aumentará el déficit y la deuda para hacer frente a esta catástrofe. De la misma manera quienes se quejaban de pagar tantos impuestos, cuando España es de los países europeos con menor presión fiscal, o los que no querían pagar el Impuesto de Sucesiones, el de Patrimonio, los que estaban en contra de nuevos impuestos a las grandes fortunas, a las transacciones financieras o a las multinacionales. Todos supongo que comprenderán que solo si el Estado tiene recursos puede hacer frente a las emergencias y al pago de la sanidad pública y universal a la que aplaudimos cada día.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios