DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pacto y reparto

Hay una danza de la mentira. Todo este baile de Vox y la negativa de Rivera de reunirse con Abascal quedará en nada

No le des más vueltas, ni testosterona ni vainas, están cosidos en el mismo hilván: echar a los socialistas. Es la dialéctica: echar a Rajoy, echar a Pedro Sánchez. Echar. Es el verbo siempre. Ganar no es sólo ganar, es echar a alguien. Y además apercibido de que se levantarán las alfombras que luego no levantarán. Viva Italia. En Sevilla ocurrirá lo mismo. Hasta esta comedia de señorita escandalizada que protagoniza Marín. Si yo te digo habla tú que yo no hablo, ¿qué te estoy diciendo? Por eso soy de los que cree que el alea jacta est se ha puesto en marcha. ¿El silencio de Susana? Un poco de todo. Y su por si acaso. La tentación es demasiado poderosa, son casi cuarenta años fuera del portal, a la intemperie. Ha llegado el momento. Cientos, miles de cuadros, gentes sustituirán a los cientos, miles de cuadros, gentes del ámbito socialista. Es la tragedia. Sobre todo si antes no había nada. Quiero decir un trabajo, una función pública, una empresa, algo. Los que no estuvieron listos ahora irán al paro. Si se cumple el vaticinio de cada vez más, que esto está hecho, que hay una danza de la mentira, otra. Porque lo que está en juego es echar cuatro años a la calle a los que estuvieron décadas dentro de San Telmo, para que se me entienda.

Por eso todo este baile de Vox y la negativa de reunirse con Abascal de Rivera, que éste sabrá, se quedará en nada. A no ser que diga Marín en Canal Sur que, por favor, no quiere recibir los votos de Abascal, digo de la parte andaluza de Vox. O mejor, se levanta el vicepresidente in pectore en el Parlamento el día de la votación y con su vocecita característica dirigiéndose al juez Serrano le pide que tenga a bien no votarlos, a los Ciudadanos digo. Un poco lo que se decía ayer que dirá Abascal, que van a votar a Bonilla, como si Bonilla no fuera en el mismo paquete que Marín y los suyos. Que son la mitad de los que ocupen los sitios y sitiales que todavía ocupan los socialistas a los que quieren echar del Gobierno y las Instituciones de Andalucía.

Todo es así, son como la muerte, que nunca descansa. Están ahora aquí, en el gobierno de Andalucía, pero no, están en las próximas municipales, y en las próximas europeas y preparándose para el día que Pedro Sánchez disuelva porque no pueda aguantar más, lo hayan dejado sin aire los que le dijeron que depende de ti, de lo que hagas con los 21 puntos que tú sabes, presidente. Así.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios