El palillero

José Joaquín León

Un Pacto por Cádiz

Pues bien, si en estas ideas, que la inmensa mayoría de los gaditanos comparten, están de acuerdo los dos principales partidos, que además gobiernan en España y Andalucía (el PSOE) y en Cádiz (el PP), ¿por qué no se alcanza un acuerdo efectivo? Si todos estamos de acuerdo en algo, ¿por qué no nos ponemos de acuerdo en eso? Sobre todo con la que está cayendo y la que se ve venir, IVA incluido.

Con los pactos hay que tener las ideas claras. Por ejemplo, hay algunos que sólo quieren pactar siempre y cuando se acepte todo lo que ellos digan y nada de lo que digan los otros. Véase el caso de la reforma laboral. Así no pacta ni la madre que los parió, porque eso no es un pacto sino una imposición, un por co… para entendernos. En un pacto hay que ponerse de acuerdo sobre lo básico, sobre lo necesario. Hay que tener talante negociador y ceder para que los otros cedan. Es esa pamplina tan bonita de que no haya vencedores ni vencidos, sino que todos estén razonablemente contentos, que es lo contrario del por co…

En una democracia hay diferentes ideologías y proyectos. Todos los partidos no pueden defender lo mismo. Eso sólo ocurre en los sistemas totalitarios. En el caso de Cádiz es legítimo que el PP tenga un proyecto y el PSOE otro, y que quien gobierne lo lleve a la práctica, para eso ganaron. Pero las diferencias no deben impedir acuerdos en lo básico. Y Cádiz, nos guste o no, es muy básica. Está rodeada de agua por casi todas partes y en un extremo de Europa, en un sitio que en otros siglos de esplendor fue ventajoso y que después dejó de serlo. Y tiene lo que tiene: muchos problemas estructurales y la necesidad de un trato especial para mejorar.

Por eso, un Pacto por Cádiz en cuestiones como las infraestructuras o la crisis es necesario. Ahora debería ser más factible, porque Griñán no está tan obsesionado con Teófila como Chaves, que tenía una rivalidad personal por que ambos eran candidatos a la Junta y por la misma provincia. En estos tiempos de crisis algo está cambiando y se debe notar. Han sido años con enfrentamientos peregrinos. Pero ya no se puede permitir que no pasen por Cádiz algunos trenes del futuro, que no llegue el AVE, o que en 2012 no haya puente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios