El Pacto Cádiz 2030

Hay que esperar a después de las elecciones municipales para ver si los partidos y la sociedad civil se implican

El Pacto Cádiz 2030 que ha propuesto Juancho Ortiz, candidato del PP a la Alcaldía, es una buena idea. Tiene el inconveniente de haber sido lanzada en un momento inoportuno, en pleno periodo de campañas, por lo que sus rivales lo considerarán electoralista. Habrá que esperar a de spués de las elecciones municipales para ver si los demás partidos y la sociedad civil gaditana son capaces de implicarse, lo que sería imprescindible para que tenga recorrido. Esta propuesta se parece al Plan Estratégico Sevilla 2030. Es un compendio de buenas intenciones, aunque tal vez demasiado genérico e inconcreto, lo que se debe evitar en Cádiz.

Curiosamente, en Sevilla, ha ocurrido al revés. Allí el plan para 2030 fue impulsado por el PSOE, que gobierna, y se sumaron Podemos e IU. Mientras que el PP y Ciudadanos se desvincularon. El PP lo consideró "oportunista y electoralista" por las fechas (se aprobó en marzo, un mes antes de las elecciones) y por carecer de presupuesto. Semejantes argumentos dio Ciudadanos, que tampoco acudió al acto en el que lo presentaron. Sin embargo, cuenta con el apoyo de la Cámara de Comercio, el Puerto, los empresarios, los sindicatos, la Universidad y las fuerzas vivas e institucionales.

En Cádiz hay que escarmentar de las ideas rimbombantes e indefinidas. El planteamiento de Juancho Ortiz parece correcto. Cádiz necesita un plan estratégico que sea asumido por todos los partidos municipales (por absolutamente todos) en lo que sea aceptable. Para llevarlo adelante sin fisuras, gobierne quien gobierne. Si todos están de acuerdo en la integración del Puerto en la ciudad pues se debe apoyar por todos. Si todos quieren un plan para la plaza de Sevilla, que presenten uno que sirva a la ciudad y no sólo a Adif. Si ahora defienden un Cádiz universitario pues que busquen las fórmulas sin darle cobazo al Ayuntamiento.

El empleo, la vivienda, el rejuvenecimiento de la población, un turismo cultural y sostenible… Todos los partidos no defienden lo mismo, pero hay medidas básicas en las que coinciden. Se trataría de centrarse en lo que pueden hacer en común. En la política sólo se piensa en cuatro años, que es el periodo entre elecciones. Pero algunos proyectos ambiciosos sólo se pueden abordar a medio o largo plazo, para lo que necesitan más estabilidad y consenso.

Cádiz atraviesa un momento crítico. Puede ir de mal en peor en los próximos años. Por eso hace falta un esfuerzo especial y también una generosidad que esté muy por encima de los intereses políticos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios