La Azotea

José Antonio López

jalopez@diariodecadiz.com

Ojalá hubieran envejecido

Dicen que la penúltima moda viene dada por una misteriosa aplicación que desvela cómo vamos a ser de mayores, cómo vamos a envejecer. Libre cada cual de adivinarse a sí mismo en un futuro, el supuesto divertimento, avisan, es un peligro por aquello del tráfico y del uso de datos personales. Pero la aplicación sirve de excusa para pensar, para aplicar la memoria y acordarse de aquellas personas que no han tenido la posibilidad de envejecer, de aquellos que se fueron más o menos prematuramente y nos dejaron con la incógnita de su aspecto y de sus logros, de sus alegrías perdidas y de sus desgracias evitadas. Momento para acordarse de los familiares, de los amigos, de los compañeros de trabajo, de los vecinos, incluso de ese gran ídolo cuya carrera quedó truncada por un accidente o por una enfermedad. Ojalá que ellos, todos ellos, hubieran tenido la oportunidad de haber envejecido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios