Trump ganó las elecciones diciendo barbaridades. Tuvo mucho eco lo de su muro con México, aunque a mí me llamó incluso más la atención la defensa de las torturas contra terroristas. Y quien dice terroristas dice lo primero que se ponga a mano. La tortura, es curioso, está prohibida en todo el territorio de Estados Unidos. Ya, no quiere decir que se cumpla, pero es ilegal. Pero hacerlo en territorio no norteamericano, y no se considera territorio norteamericano la base de Guantánamo, convierte la torura en alegal. Obama no cumplió su promesa electoral de cerrar Guantánamo en ocho años y Trump prometió seguir haciendo algo ilegal. Al igual que se deslocalizan capitales, se deslocaliza la tortura, la basura, el sexo, el juego... Los Juegos Olímpicos no pagan impuestos y son deslocalizaciones con sede en Suiza, el deslocalizador fundacional. Es una gran democracia. Y luego sí, hay leyes. Muchas leyes. En España tenemos un montón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios