Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Museo del ná

El Castillo de San Sebastián necesita alguna función para que se adecente pero dados los antecedentes, lo dudo

Hace 27 años se inauguró a bombo y platillo el Museo del Mar, la rehabilitación del Baluarte de Candelaria financiada con el programa Andalucía 92 bajo el influjo de Manuel Vera Borja y la financiación de la Junta de Andalucía según proyecto político de Rodríguez de la Borbolla. Aquella inauguración contó con un grupo de colegas del PSOE o próximos a él, capitaneados por Salvador Ramallo, Mayeto, que hicieron un atún encebollao popular al que nadie puso nombre (¿atunada?

¿cebollada?) . Para la inauguración se hizo una exposición sobre las almadrabas según encargo de Josefina Junquera con unos atunes de gomaeva o algún material sintético por el estilo. Era la época gloriosa del varguismo, cuando el PSOE de la provincia vivía uno de los escasos momentos en los que no mandaba Alfonso Perales con los de su cuerda.

Quizás Carlos Díaz se vio animado a poner en marcha un Museo del Mar ante la insistencia de unos animosos ciudadanos que habían creado la Asociación de Amigos de los Museos de Marina que llevaban años recopilando material con destino a ese equipamiento. Al tiempo de aquella gozosa inauguraciónn ya se llamaba Museo del Ná. Vamos camino de los 30 años , seguimos igual.

En los años anteriores al Bicentenario de la Constitución de Cádiz se presentó en la Casa de América de Madrid el proyecto auspiciado por Gaspar Zarrías, a la sazón presidente del Consorcio del Bicentenario, para hacer en el Castillo de San Sebastián el Memorial de las Libertades que incluía un nuevo faro en sustitución del actual, el Faro de la Libertad. Meses después vino la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, a presentar un proyecto mucho menos ambicioso, una especie de mezcla entre feria de pueblo y exposición universal con unas casetas que iban a representar a cada país, se dijo.

Aquello quedó en la rehabilitación de un tramo del Castillo donde estuvo durante años una exposición de fotografías de Vera Borja. Teófila Martínez no había encontrado recursos para el proyecto elaborado por Alberto Campo Baeza en el Castillo, que debe estar en algún rincón de las Casas Consistoriales. Dice ahora Eduardo González Mazo que la Universidad ha propuesto hacer un Museo del Mar en el Castillo de San Sebastián. Una especie de alineación de los astros por la cual lo que iba a ir al Baluarte va al Castillo gracias a la UCA. No hace falta ser un lince para darse cuenta que el Castillo necesita alguna función para que se adecente pero dados los antecedentes, lo dudo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios