Por los bloques

Óscar Lobato

Mortadelo y Anacleto

VAN como van y eso no es bueno. Y mira tú que hay de todo: CIA, DARPA, NSA, MI-6, aviones espías, aeronaves de reconocimiento no tripulados y satélites a porrillo. Bueno, pues ya llevan tres a cero y ni se coscan.

El primero, ese tipo que se finge líder talibán afgano, dispuesto a traicionar a sus jefes a cambio de una pasta. Locos de contentos, los británicos le ponen un avión; los norteamericanos le conciertan dos entrevistas con el presidente Karzai; los de la OTAN, aflojan la guita; el tipo se la embolsa y desaparece… antes de que descubran que era un tendero pakistaní. Más falso todo que la comunión de la niña de Rajoy.

Luego, está Julian Assange y su Wikifiltraciones. Qué faena ver colgado en Youtube cómo los pilotos de un helicóptero "Apache" ametrallan a todo bicho viviente en un pueblo olvidado y oírles comentar, al darse cuenta que habían matado a dos niños, que la culpa la tenían los acribillados por meter a los chavales por medio.

No contento, el tal Assange, la vuelve a liar, al pillarles a los diplomáticos norteamericanos los chismes y cotilleos que rajan, a espaldas de sus aliados más acreditados. Particularmente aguda esa encargada de negocios de la embajada USA en Roma, quien califica a Berlusconi como "vanidoso, inepto e ineficaz como líder europeo moderno". Impresionante ejercicio de análisis psicológico.

Para remate ese detalle de que su participación en "fiestas salvajes" hace que no descanse lo suficiente. ¡Jo! ¿Quién dirige ese servicio de análisis? ¿Sarah Palin…?.

En fin, que a estas alturas de las fiestas ganaríamos puntos si les cediésemos a Anacleto, agente secreto; o a Mortadelo y Filemón, para un "master".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios