Carta desde Manila

Carlos Juan

Looking for paradise

UN millón y medio de personas han buscado ese paraíso en las playas de la diminuta isla de Boracay. Como quien dice, aquí al lado de casa si no fuera por el atasco que hay que tragarse hasta llegar al aeropuerto por las calles de Manila. Cádiz es Boracay con más turistas y Boracay es Cádiz con más palmeras repletas de cocos. Todavía siguen llegando más turistas a la provincia que a un territorio de algo más de mil hectáreas de superficie. Pero yo hoy quería escribir acerca de otros paraísos y de otras formas de buscarlos.

Si hay algún sitio en el que haya "gente pa to" ese es Estados Unidos. Por eso, el protagonista de la columna es el ranchero de Rison, en Arkansas, Dave Carpenter. Nuestro amigo Dave se aburre. Y, por ello, se reta. Traslada uno de esos mapamundis en los que América aparece a la derecha a las tablas de la empalizada en los límites de su rancho, toma una distancia que haga que la cosa tenga algo de mérito y dispara sobre el rectángulo que representa al mundo. Dónde haya un roto, una muesca, un bicho asustado... algo, lo que sea, hay un lugar marcado por el buen Dios del ranchero Dave al que desplazarse.

Se trata de llegar a la ciudad más cercana del punto marcado por el disparo, ya sea en Mongolia o en Luxemburgo. Por avión, barco, tren o en burra Dave quiere llegar a ese lugar, el que ha marcado su revólver, parar al primer indígena con el que se encuentre por la calle y espetarle...

¡… comparsista Martínez Ares, supongo!

Y que le respondan: ¡el mismo! de Caí, Caí tú también ¿no? Aunque con esas pintas pareces salido de Rota... ¿qué dices? ¿looking for paradise? El único paraíso que conozco es el del Falla, no sé si te refieres a ese y buscas cuelo, amigo...

Es más fácil que a Dave Carpenter le ocurra esto que acaparar el premio gordo y el primer premio del Niño comprando un número en cada sorteo. Y eso lo ha conseguido un camarero de Almería. La envidia me corroe aunque el paraíso no tenga que buscarlo por estar al lado de casa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios