Sucesos La Policía investiga si tiraron al mar al hombre rescatado de madrugada en Cádiz

La ciudad y los días

Carlos Colón

ccolon@grupojoly.com

Lógico que veten a Chaves Nogales

ERC, Bildu, Unidas Podemos y PNV no quieren a Chaves Nogales en los colegios. Son los residuos de las dos Españas

En la excelente Los papeles del Pentágono, Meryl Streep, interpretando a la histórica editora del Washington Post que primero desafió a Nixon publicando dichos papeles y después lo derribó desvelando el caso Watergate, cita la famosa frase "el periodismo es el primer borrador de la historia". Para Albert Camus era "el historiador del instante". En principio parecen difícilmente compatibles la tarea del periodista, que interpreta y analiza la realidad mientras sucede, y la del historiador, que la reflexiona con la perspectiva y los documentos que el tiempo le proporciona. Sin embargo, algunos periodistas, los mejores, son capaces de interpretar el presente con tanta lucidez como para que sus artículos sean un primer borrador de la historia. Y solo unos pocos, los mejores de entre los mejores, tienen además la capacidad de ser historiadores del instante. No solo escriben un primer borrador de la historia, la hacen con asombrosa lucidez y rigor analítico. Estos genios del periodismo escriben de un día para otro sobre el presente con la perspectiva que solo el tiempo y la interpretación de una cantidad ingente de documentos da a los historiadores.

Uno de estos genios es Manuel Chaves Nogales, el más importante periodista español de la primera mitad del siglo XX. Su redescubrimiento a partir de los años 70, culminado con la publicación de su obra periodística y narrativa por la Diputación de Sevilla (1993-2001, edición de María Isabel Cintas) y con la reciente edición de su Obra Completa coeditada por Libros del Asteroide y la Diputación sevillana con la colaboración de la Universidad de Sevilla (2020, edición de Ignacio Garmendia), simboliza el retorno de la democracia. Chaves Nogales -"yo era eso que los sociólogos llaman 'un pequeño burgués liberal, ciudadano de una república democrática y parlamentaria" escribió tras huir en 1937 de falangistas y comunistas, golpistas y revolucionarios- representa esa tercera España tan largamente silenciada.

Se comprende que cuando el Congreso de los Diputados ha decidido que su obra de estudie en los colegios, siguiendo una iniciativa en la que la Junta fue pionera con el cuaderno didáctico Democracia y periodismo elaborado por el profesor Juan Antonio Rodríguez Tous, hayan votado en contra ERC y Bildu, y se hayan abstenido Unidas Podemos (el partido de Garzón el del "proponido") y el PNV. Lógico. Son residuos de las dos Españas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios