Una ciudad como la de Cádiz tiene un presupuesto prorrogado del año 2016 que roza los 160 millones de euros. Todo el dinero que se ingresa y se gasta durante un año en la ciudad ni siquiera sería suficiente para fichar a Neymar. El brasileño cobrará al día 82.191 euros, algo que el común de los mortales tarda dos o más años en obtenerlos. Lo que se lleva el padre por haber tenido la fortuna de tener un hijo con un don para darle la patada a un balón, 40 millones de euros, es la mitad de lo que está costando la terminal de contenedores, en la que tantas esperanzas tiene la ciudad para desarrollarse. El montante total de la operación entre el fichaje, las comisiones y lo sueldos se va a ir por encima de los 600 millones, más de lo que costó el segundo puente. Y ahora todos a pasar por caja para comprar su camiseta a cien euros y que la rueda siga dando vueltas hasta que alguien supere los 222 millones.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios