Tribuna libre

josé Bernal Rueda

Llanto por el C.D. victoria

AL leer el artículo de Alejandro Barragán, muy atinado por cierto, en su sección El alambique del pasado 6 de septiembre, me vienen a la memoria algunos recuerdos que me dolería cayeran en el olvido.

Normal y lógico es sentir la desaparición del Racing Portuense, sobre la cual, sinceramente, no hay duda. Aunque hace ya cincuenta años, también se sintió la desaparición del C.D. Victoria, formado por jóvenes portuenses, en su mayoría procedentes del C.D. San Javier (hoy Safa) ocurrida en el año 1963, después de competir tres temporadas en el grupo XI de Tercera División, igual que el Racing Portuense. Después de proclamarnos campeones de 1ª Regional Preferente ascendimos por méritos propios a la entonces pomposamente llamada Categoría Nacional. Aquellas tres temporadas de calvario no fueron tristes, estábamos muy orgullosos y felices de competir con equipos grandes como el Jerez y el Racing. Se nos pusieron todas las trabas y zancadillas que se puedan imaginar para que no utilizáramos el campo municipal de la avenida Eduardo Dato. Impedimentos para entrar al recinto, cortes de agua en las duchas los sufrimos con asiduidad, y algunas veces a medio duchar nos íbamos a los cercanos baños termales, y de esto guardo todos los recuerdos.

Nos vimos obligados a jugar en Rota, como locales y posteriormente al campo de Madariaga, en San Fernando, y como no se podía pensar de otra forma, desapareció el C.D. Victoria.

Aunque han pasado muchos años y no quedamos muchos protagonistas para contarlo, yo, al leer el artículo de Alejandro Barragán, me he animado a hacer un pequeño homenaje en el recuerdo a los componentes de aquel grupo de ilusionados chavales de El Puerto.

Esto también hay que llorarlo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios