DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Lavadora

Los partidos tienen mucho que callar sobre dirigentes parados por guardias civiles con más alcohol del permitido

Cuentan que estaba Churchill enseñando el Parlamento a un diputado recién llegado cuando dijo el novato "¿allí es donde se sientan los enemigos?" a lo que respondió el dirigente conservador "no te equivoques, allí se sientan los adversarios, los enemigos se sientan aquí atrás" señalando los lugares que debían ocupar los diputados de su partido. Eso ha debido pensar Antonio Saldaña estos días después de que fuera pillado en un triple accidente de tráfico con cerca del cuádruple de lo permitido de alcohol en la sangre, le pasaron factura sus enemigos internos, empezando por la presidenta provincial Ana Mestre. Es de todos sabido que Mestre quiso en su día que fuera Andrés Núñez , el que fuera candidato a la alcaldía de Chiclana por el PP, el que ocupase el puesto de portavoz popular en la Diputación, que lleva aparejado el nombramiento de cuatro asesores, coche oficial 60 mil euros de salario y el manejo de la ingente cantidad de dinero sin control que tienen los grupos políticos . Luego pasó que Núñez fue denunciado por violencia machista en la guardia civil , le obligaron a dimitir aunque al final el asunto quedó en nada..

Saldaña es un hombre de Antonio Sanz, hoy de capa caída en la organización del PP pero que mantiene la influencia de aquel que ha estado muchos años al frente del partido en la provincia. Los nuevos dirigentes quieren hacerse su hueco y Saldaña molesta. Cuando el portavoz del PP en Jerez tropezó, fueron a por él. La nota emitida en la madrugada del sábado al domingo dice a las claras la pugna habida en ese partido para cargárselo. Días después la dirección provincial, en contra de lo anunciado, aceptó que se quedase de portavoz en Jerez si dimitía de ese cargo en la Diputación, cosa que todavía está por ver. Famosa la escena a lo Evita Perón del hoy cuestionado líder de la derecha jerezana cuando fue a una pedanía de Jerez a entregarle una lavadora de segunda mano a una familia para hacerse publicidad, o la campaña chauvinista Jerez CaPPital. Bien es cierto que todos los partidos tienen mucho que callar sobre dirigentes parados por la guardia civil con más alcohol del permitido, los conocidos y los que no han salido a la luz porque tienen más habilidad o más contactos. A mi juicio los políticos tienen la obligación de la ejemplaridad, que por algo gestionan el bien común. Ya lo dijo Ben Bradlee, el que fuera director de The Washington Post: senador borracho en su casa, asunto privado, senador borracho en un lugar público, asunto público.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios