La Junta y Cádiz

Hay fotos de concejalas de Cádiz gritando contra los resultados y al día siguiente el alcalde ofrece diálogo

Al empezar, se debe recordar que todavía no hay un acuerdo de gobierno para la Junta de Andalucía. Por consiguiente, no podemos vender ningún oso antes de cazarlo. En estos momentos, parece que lo más probable sería un gobierno andaluz de coalición de PP y Ciudadanos, con apoyo de Vox sólo para las mayorías parlamentarias. Puede haber otras alternativas, que a día de hoy son improbables, porque pasan por PSOE y Ciudadanos, dándose el caso de que este último partido dijo públicamente (incluso en los dos debates televisados) que no pactarían con el PSOE y que apoyarían un cambio. Por lo que todo el mundo sabe lo que votó y no pueden engañar a sus votantes. Pase lo que pase, algunos están acongojados.

Sobre todo los que trabajan por designación digital en la Junta, y sufren el temor de perder su empleo. Eso yo lo entiendo, pero es normal. Quien quiera un empleo estable que apruebe unas oposiciones, o un decreto. Vivir de la política no es sencillo, sólo lo consiguen algunos artistas. Pasa como en la literatura o en la pintura, que no es oro todo lo que reluce. Y en el Ayuntamiento de Cádiz (aunque no es una mina de oro precisamente) también hubo cambio de la tortilla, y algunos se fueron, y a otros los echaron. Y los más habilidosos se quedaron, y ahora son casi de Podemos, o yo que sé, si eran institucionales de toda la vida con Teófila.

La Junta en manos del PP y Ciudadanos sería algo pintoresco en Cádiz, y el alcalde González lo sabe. Lo mejor que va a poner el alcalde encima de la mesa, su gran logro, es el carril bici, que lo pactaron el PP e Izquierda Unida (entonces estaba hasta IU en la Junta), antes de que llegara él. Al final, puede ocurrir que las nuevas obra del carril bici las inaugure un consejero del PP. Ahí se vería la justicia divina, porque la web del carril bici era una de las más bonitas de los tiempos de Teo. ¿O ya no se acuerdan de que el carril salía en las pantallas LED?

Con el nuevo puente de Cádiz pasó lo mismo. Parecía que era el puente de Teófila, y al final se inauguró con José María González en la Alcaldía. Eso sí, con Mariano Rajoy en la Moncloa, todavía, el pobre. El día de la Constitución, en Madrid, fue el ex presidente al que más aplaudieron; y a Pedro Sánchez el que más abuchearon. La gente es así, y depende del día. Por ejemplo, hay fotos de las concejalas de Podemos Laura Jiménez y María Romay gritando en la manifa antifascista, contra los resultados, y al día siguiente el alcalde ofrece diálogo a los que han ganado. ¿Ya no son fachas?

Tranquilo, hombre, que hay mucha lealtad institucional. La Junta y Cádiz siempre han sido como el perro y el gato.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios